sábado, 2 de agosto de 2014

Borja y el paso adelante de la danza


Antonio Masip Pascual Maragall, tan controvertido hogaño, pero a cuya vieja amistad, templada al fuego de la antigua clandestinidad, no renegaré nunca, estuvo emocionado con el tamaño poblacional y cultural de Oviedo. Ya lo recordé cuando él estaba todavía en condiciones de trato, con motivo de un forzado reportaje que nos hizo el gran Vélez en la cumbre del Naranco, recuperada aquellos días para la ciudad y que el inolvidable fotoperiodista se empeñaba en equiparar al Tibidabo.

"Oviedo es el tamaño ideal. Mayor te hace anónimo, menor te deja sin servicios esenciales. Los ciudadanos me conocen en Barcelona, pero no yo a ellos, mientras me emociona el trato tuyo en la calle con quienes saludas y aún más aprecio que la dieta cultural se puede satisfacer en esta urbe con un magnífico coliseo, temporada de ópera, universidad y un 'parque inglés' en el mismo centro".

En efecto, Oviedo es una auténtica ciudad cultural y cordial, a la que injustamente nos negaron la capitalidad europea del 2016, en cuyo proyecto el Sr. Alcalde me integró y bien, pese al resultado, le agradecí aquella posibilidad de sudar la camiseta carbayona.

Dentro de esa indudable reconocible programación artística echo de menos la danza, al menos en el primer plano, no obstante contar, entre bambalinas, con el talento maravilloso de Marisa Fanjul y del Centro, en el Postigo, de Elisa Novo. Gracias a esas mantenedoras del mejor arte expresivo me encontré una mañana sabatina primaveral con que los cuadros del Museo de Bellas Artes adquirían una movilidad y un ritmo inimaginables en su proverbial estatismo. De un lado y de otro del Palacio de Velarde, a punto de acrecer, salían danzantes que parecían pura ensoñación. Marisa Pardo revoloteaba junto a otros nombres mitológicos como Lan, Leire, Elía... hasta que en la escena, como desprendido de un Piñole, salió la fuerza de un tal Borja Villa del que yo nada sabía y que este verano recorre la región dando pasos artísticos encomiables.

Quise luego ver al poleso Borja en Sobrescobio, de donde provenían las sombras de Canella, Wenceslao Roces, al que conocí en su exilio mexicano, y las versiones españolas del albanés Ismail Kadaré, pronto premio Nobel.

La danza debe crecer en esta ciudad, en esta región, en la misma armonía que las demás artes. El mérito de Borja difundiendo su inspiración de intérprete singular me llena de sugerentes sorpresas. Pascual, que tan abruptos sucesores tiene en su ciudad, tan herida por lo que él llamaba "el tres por ciento convergente", hubiera llegado a un mayor paroxismo ovetensista de haberse topado con un bailarín de esa calidad entre los lienzos de Evaristo Valle, Luis Fernández, Piñole...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por cierto un bravo por la apuesta en tu columna sabatina a la cultura en general,y la danza ,tan apasionante... ,Oviedo se esta quedando un poco coja culturalmente ,Gijon estaba haciéndole un poco de sombra con festival de cine y más opciones musicales....Más cultura es lo que siempre hace falta ,nos hace mejores.
sigue así ,te deseó suerte .beso.EM

Anónimo dijo...

Antonio, lo que te digo a continuacion es expresion de mi amistar; y confianza en tí como candidato idóneo a la Alcandia de Oviedo.
Considero que es el momento para que cambies la orientacion de tus "sabatinas". Creo que tu decisión de participar en la contienda de la candidatura te obliga a apartar el "mundus intelligibilis", y centrarte en el "mundus sensibilis", en el "locus visibilis" de Oviedo, y sus vecinos. Y ahí como sabes hay terreno que cultivar en abundancia. ¿Los vecinos de Oviedo vamos a consentir que los que gestionaron las ocurrencias y caprichos de El Calatraba, la parecela del "Vasco", "villa magdalena", "cinturon verde", etc los que tuvieron la insensata decisión de "municipalizar" el "hipico", el "golf", el "furbool", y de privatizar servicios publilcos tan esenciales como el agua, vayar a gestinar el suelo liberado de buenavista (antiguo hospital ly residencia, y maternidad)?; ¿los vecinos de Oviedo vamos a consentir que los que cegaron el Ayuntamiento para no ver los gravisimos perjuicios economicos sufrieron, y sufren, familias por el cierre de las fabrica de armas, sigan gestionando Oviedo?; ¿los vecinos de Oviedo vamos a consentir que los que se destendieron del fomento de la actividad economica en Oviedo, sigan manejando a los ovetenses?; ¿los vecinos de Oviedo que sufrimos en nuestra mermada economia domestica y personal el acoso tributario del Ayuntamiento de Oviedo (incrementos desordenados del IBI, aumento de las tasas; e inmediatamente otra subida en el precio del Autobus,) para pagarle el festin que se dieron con sus caprichos urbanisticos, vayan a seguir mandanto en Oviedo?. Por otra parte, tambien creo que es el momento para hablar de la salud publica de los vecinos de Oviedo, que se ven oblligados a soportar con grave riesgo para su salud personal esperas de mas de 6 meses para que un medico especialista le abra las puertas de su consulta en el nuevo hospital. Un Ayuntamiento no puede inhibirse ante hechos como ese que lesionan tan directamente el bien fundamental de la persona, del vecino, su salud. Y qué decir de la enseñanza, tanto primaria como superior. Los vecino de Oviedo vamos a seguir aceptando que el Ayuntamiento de Oviedo permita que el Colegio Publico Dolores Medio esté cerrado "por obras" desde hace mas de dos años, y que sus alumnos tengan que ir a otro colegio ubicado en otra zoa (Colegio Publico de San Pedro de los Arcos), con el consiguiente tratorno para los niños y sus padres?, Y así mas de dos años. Y qué decir de la Universidad de Oviedo (no olvidemos "de Oviedo"), desplazada en su prestigio por la medicridad (salvo dignas y muy escasas excepciones) de su profesorado. Enfin, Antonio, mucha materia "sensibilis" tienes a tus disposicion para fortalecer tu candidatura. Aprovechala, dirige tu buena pluma al "mundus sensibilis" de los vecinos de Oviedo; de los vecinos que con unos ingresos mensuales de 1.000 euros, ven como se les esquilma para pagar los "caprichos" y "ocurrencias" de gentes del PP que vienen desde hace ya demasiados años expoliando a Oviedo, y a la vez tienen que padecer peores servicios publicos esenciales (salud, enseñanza, vivienda, fomento de la actividad economica, etc).

Un abrazo, Antonio.F

elia fergon dijo...

Gracias por acordarse de ese arte olvidado que es la danza,soy una de las bailarinas Elia, le adjunto el enlace al video de ese día
https://www.youtube.com/watch?v=bwojl9DvYIY
y a mi blog de danza y moda
http://sicoppeliavistieradeprada.blogspot.com.es/