viernes, 2 de mayo de 2014

Tribuna universal



Para Pla y para tantos la literatura es la búsqueda del adjetivo.Colocarlo a Tribuna Ciudadana no sería fácil ni para el escritor ampurdanés. Cuando  La Nueva me sugiere contar mi segura emoción con la efemérides milenaria de nuestra exitosa asociación opto por un superlativo que entiendo refleja de alguna manera el espíritu de quienes se plantearon abrir definitivamente la pacata Vetusta a la hora cultural del mundo, con modestos dispendios y una fraternidad abierta,totalmente abierta.

Son muchas las anécdotas y los relatos que se agolpan en la magnífica memoria que Loli Lucio,en un libro impagable,pero lo fundamental ha sido ese espíritu abierto a la literatura y la libertad, sin sectarismos. Si Juan y Loli tomaron el ejemplo de Siglo XXI, yo que estuve varias veces en las convocatorias del famoso Club madrileño, puedo asegurar que,a escala asturiana,el molde se vio desbordado.

Se ha recordado, junto a Loli,Juan, Marcela,Faustino,Turiel,Brun,Carlinos Rodríguez  y otros pioneros, con justicia,al inolvidable José María Laso, cuya militancia no le impedía presentar a Adolfo Suárez, hoy tan deificado, pero ni mucho menos entonces, o recibir la amenaza de un caprichoso Cela("le voy a dar una hostia,que lo convierta en revisor").José María ya había sido animador,en el tardofranquismo,del Club Cultural, que no debería olvidarse tampoco.Y,aún antes, le recuerdo al frente de la sabatina tertulia bilbaína de La Concordia, donde me introdujo en el trato de Blas de Otero,Dionisio Blanco y los Ibarrola,entre varios, no muchos,dada la época.

Sí Tribuna empezó con Martínez Nadal,por su amistad con Lorca,y pronto con el hito de Alberti,a cuyos largo autógrafo y dibujo improvisado vuelvo a cargar pilas de nostalgia, la poesía siguió siendo determinante en sus arterias, tras aportaciones, entre bambalinas,de críticos de primera que son García Martín, García Domínguez,Munárriz, Herrero y otros, en la devoción general a Emilio Alarcos que conservamos todos.

Cuando se habla de la decisiva aportación del apartamento de Loli, quizá debería mentarse que los últimos versos conocidos del gran Jaime Gil de Biedma se hicieron allí,y que José Agustín Goytisolo pasó a tener una especial vinculación astur por su presencia constante en Tribuna y Puelles/Valdediós. Nuestra Loli fue antóloga del carismático poeta.Y, de otro piso inolvidable, el de Juan Benito ("Bendito",le llama Bryce Echenique) dicen que da fe Ignacio Gracia,de un supuesto rótulo "Ángel González dormía aquí".

Cuando se fundó Tribuna, probablemente nadie augurase los mil actos que ahora se celebran.No es solo la cantidad y el éxito sino la hermosura de su andadura,sin duda,universal.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias.Te ha salido muy bien.JC

Anónimo dijo...

Muchas gracias.G

Anónimo dijo...

Gracias. Seguro que les gusta.
J.C.

Anónimo dijo...

Gracias.En efecto,universal

Anónimo dijo...

Pronto los cien números de Clarín

Anónimo dijo...

Qué bonito Antonio ! GRACIAS. María Luisa Alonso Bengoa, vicepresidenta de Tribuna Ciudadana.