martes, 8 de abril de 2014

Explicación de voto en materia de auditorías

Creo que la reforma es manifiestamente insuficiente. Por eso los socialistas presentamos enmiendas para que exista una rotación en un periodo razonable (10 años ampliables a 14 años) y no cada 24 años como propone el informe. Creemos también que la lista de servicios prohibidos es excesivamente laxa y estará controlada por la empresa auditada a través de su comité de auditoría. Seguimos con un sistema financiero y bursátil con los pies de barro si la información sobre el estado contable de las empresas no es de calidad.



Por último, las auditoras deben concentrarse en su actividad de auditoría. Permitir, como hace el informe, que facturen hasta un 70% en servicios de consultoría a la propia empresa auditada, convierte la auditoría en una actividad subsidiaria para el auditor-consultor y pone en peligro su independencia.



En España tenemos demasiados ejemplos de los desastrosos resultados para la economía y el contribuyente de la falta de calidad de las auditorías. ¿Les suena acaso el caso de Bankia?¿Saben que el 90% de las auditorías del sistema bancario español está a cargo de una sola auditora, Deloitte, con el consiguiente riesgo sistémico y los vicios y la prepotencia del monopolio u oligopolio?

No hay comentarios: