viernes, 31 de enero de 2014

Colloto Internacional


Recuerdo el llagar, o chigre, de Ximielga,en Colloto,que sería luego cliente mío. Era capaz de derrochar tanto humor como el creador de Pinín, espabilado sobrín de Pinón. Daba la sidra gratis que compensaba ingeniosamente cobrando una moneda de peseta cada vez que se entraba a mear. Era un tipo,que desfilaba en las ediciones de los cincuenta del Dìa de América en Asturias, solo, con el aliento de Alfonso Iglesias.

 Era un collotense genial, en un pueblo a mitades entre Oviedo y Siero, con muy especiales problemas de viario, transporte urbano y hasta de ubicación eclesial entre dos templos a un lado y a otro de la carretera. El Águila Negra tuvo allí una vida épica hasta su  triste desaparición.Y en Colloto se corcharon millar y pico de botellas numeradas de un calvados exquisito que se atribuyó a un tal Monsieur Pétit con leyendas de alambique y de migrante de la guerra mundial.

En torno a la cervecera,en su mejor tiempo,nació Coca-Cola.Estuve allí,siendo chaval,la tarde del domingo preinaugural en que se puso en funcionamiento la línea de envasado,pues mi familia tenía acciones fundadoras del capital de Asturbega. Al poco, las botellas se salieron de la fila deslizante y empezaron a caer al suelo rompiéndose y derramando su negruzco líquido de fórmula ignota.Un ingeniero alemán,de rubia cabellera rizada,se puso a dar gritos,que,en, la general incomprensión,hubo quien interpretó como blasfemias, pese a su anterior porte educado.El germano tomó un destornillador del mono de un trabajador y suplió mágicamente con esa herramienta el coladero de la cinta por la que se escapaban aquellas primeras botellas.Mano de santo ...hasta hoy...hubo trabajo,tècnica depurada y pingües plusvalías.La competencia de Pepsi, que tanto impresiona en Nueva York,con el diseño gigante de Andy Warhol,a la altura de la Tercera Avenida, y que es monumento protegido,tuvo poco que hacer en una vida fabril astur efímera.

Coca-cola collotense fue un éxito, unido siempre a las cuentas de resultados,con una plantilla que lo daba todo por la marca y que vio caer al Águila, a La Estrella,a Pepsi/Mirinda y a otras gaseadas o refrescantes circunstanciales.¿Alguien recuerda Boy, que impulsaba Anís de la Praviana?

Pero llegó la hora de las fusiones y las absorciones por arriba hasta el expediente de regulación que sufren los trabajadores y aún más si cabe la comarca.

No se puede comprender que,aprovechándose de la crisis ajena y de la legislación laboral de emergencia, Coca-cola, sin agobios económicos, ni en Atlanta ni en Colloto, con clientela segura, marca consolidada, líneas de comercialización firmes, utilice la misma táctica desempleadora que estamos padeciendo a la vez con la amenaza de cierre de Tenecco en Porceyo/Gijón en pleno auge del automóvil y de las empresas auxiliares,sector en la que fue ejemplar.

Europa es,y tiene que seguir siendo,su industria.No es precisamente el momento de reestructurar lo que funcionaba con excelencia.No lo podemos consentir.

En los ciclos económicos, las inversiones ya están varias veces amortizadas y en las clases de contabilidad, a las que fui en Deusto, serían un ejemplo claro de reposición y buen mantenimiento.Tuve en Bilbao otras lecciones paralelas en el cafetón de La Concordia donde oficiaban José María Laso, Blas de Otero, los Ibarrola, Joaquín Leguina...Ya,en Oviedo,aquel Laso, entrañable,le dijo un día al gran Camilo J.Cela a punto del Nobel,"si usted no cumple el compromiso concertado con la corresponsal de prensa XX,yo, aunque apenas se note,no asistiré a su conferencia"

En "Ximielga",chigre o llagar,se consideraba que las temporadas buenas de sidra, bajaba el consumo de cerveza y colas.Pues, fiel a lo propio,como Laso,ya le he escrito al gigante empresarial, que dejo de tomarla hasta nuevo aviso, el que ella misma haga de conciliación con Colloto. Seguro que ya hay habilidosos que han aprendido a no necesitar de un destornillador de emergencia pero precisan personas que,en Cocacola Internacional,piensen un poco más en la crueldad de sus decisiones inoportunas incluso para sí mismos probablemente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡muy bien! Tengo una campaña montada en contra del cierre! Hoy hasta el Real Oviedo ha posado con una pancarta contra el cierre.SPA

Anónimo dijo...

Estupendo lo de no beber cocacola. Me apunto, me paso a la pepsi.
Ch

Anónimo dijo...

Buena y bien traída reflexión, endulzada con tus ingeniosas historias

Un abrazo Masip!

S

Anónimo dijo...

Este Ximielga, era un adelantado Europeo, ya cobraba por mear como en la mayoría de los países de Europa. Era sin duda un convencido europeo.
Me gusta
Un saludo
Victoria

Anónimo dijo...

👏👏👏👏👏
Alejandro

Anónimo dijo...

el otro día cuando hablaste de casa Ximielga,de Colloto,a donde yo iba siempre después de los bailes de Casa el Periquin muy cerca,había una nutria disecada detrás del mostrador con un letrero que decía."Estoy cansau de decir que ye una nutria"?te. Recuerdas? yo tome allí multitud de botellas de sidra esperando el tranvía para volve a Oviedo Un abrazo y que te vaya bonito

J.M.