jueves, 23 de enero de 2014

Ante el ministro de Justicia griego en la comisión JURI

Me sumo, Sr.Ministro, a los parabienes que deseamos a la presidencia griega y a nuestra colaboración. Soy gran admirador de su país, que conozco y con el que me solidarizo como europeo del Sur



De estudiante supe algo de su lengua antigua y bien siento no haber podido seguir estudiando hasta leer a los clásicos que tanto han conformado nuestra civilización.



Hay una cuestión incidental que no deja de preocuparme y debo señalarle.

En las visitas que su equipo nos hizo durante la presidencia lituana, ustedes estaban pendientes de que el expediente de auditorías quedaría prácticamente ultimado antes de la presidencia semestral griega y prácticmente así ha sido pues esta misma mañana quedó despachado en esta Comisión y antes lo fue en el Consejo y en el trílogo. Mis posiciones fueron derrotadas por 13 votos contra 8. Es la democracia de la que en tanto somos herederos de esa primera democracia que fue su país. Pero lo que me preocupa es que este mismo mediodía me entero que las llamadas Big Four, que han funcionado como un lobby intolerable con sucias maniobras, resulta que pese a haber inclinado de su lado fundamentalmente la reforma, son tan insaciables en su voracidad que ahora no están contentas y quieren obstaculizar su tramitación en el próximo pleno de febrero o marzo en que debería sancionarse definitivamente el acuerdo. Yo me he opuesto pero me parece que ya han hecho bastante perjuicio esos lobistas de las Big Four para que ahora quieran todavía más tras ser todo ya tramitado. Espero, Sr. ministro, que esta maniobra de última hora no se lleve a efecto, se diluya como un azucarillo y aunque algunos perdamos no se ultime la ultima vergüenza de las Big Four.

No hay comentarios: