miércoles, 13 de noviembre de 2013

De Málaga a Madrid junto a Chucho Valdés




Entre Málaga y Madrid viajé ayer tras Chucho Valdés, en la cabina business de Iberia.

Ya lo había visto en el check-in donde era apreciable que se le reconocía por pasajeros y personal del aeropuerto.

Es grandón,vestido con muchos colores y una gorra elegante y azul que lleva al revés;montura de gafas ahumadas un tanto sicodélica. No habló palabra con su mujer durante el trayecto pero cuando nos disponíamos a aterrizar,se quitó la gorra e hizo cinco veces la cristiana señal de la cruz.No habíamos tampoco hablado pero se despidió de mí,volviéndose hacia atrás, con un gesto de inclinación de cabeza, consciente de que lo había reconocido, mientras se perdía en el finger.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me recordó un viaje de mis tiempos porcelanosos en que estuve entre Lyon y Madrid junto al actor Malkovich.Todo el pasaje le miraba y hube de preguntar a la azafata de quién se trataba pues no le reconocí.No tuve ganas de hablarle pues estaba planificando la posibilidad de viajar de inmediato a Varsovia donde mi hermana Maricarmen estaba en un hospital polaco por un accidente de coche q acababa de sufrir.Al aterrizar,no obstante,Malkovich me firmó en la tarjeta de embarque un autógrafo.
Tb recuerdo el viaje de París a Madrid,junto a Eloina,en el q Un comisario francés,ejecutó la expulsión del clérigo español,seguidor del integrista Lefebre,q había atentado en Portugal contra el Papa.A su llegada a Madrid le esperaba la prensa pero antes no le habíamos reconocido aunque sí escuchado improperios contra su expulsión de la que habíamos sido prácticamente únicos testigos.

Masip.