sábado, 19 de octubre de 2013

Con "t" de Tenneco, Tajani y trabajo


Muchos asturianos ignoran quizá todavía que en Porceyo (Gijón) hay una empresa ejemplar por su productividad, éxito en la calidad; modélica, en definitiva... Es de capital, ahora, yanqui. Su nombre, Tenneco-Monroe; produce amortiguadores para, principalmente, los mercados en crecimiento de Alemania y Francia.

Inopinadamente, el amigo americano, con el que, por otra parte, la Unión Europea está alcanzando un tratado comercial de envergadura, que debe ser leal por ambas partes, anuncia la clausura de Gijón para abrir, en un lamentable "dumping" social y económico, en Rusia.

Ver para creer, decía el clásico bíblico.

Los trabajadores, con su comité y la representación en su seno de cuatro sindicatos con los que muchas veces me he encontrado en mi ya larga actividad política (Comisiones Obreras, Corriente Sindical de Izquierdas, UGT y USO), han venido hasta Estrasburgo para encontrarse, ante la cualificada presencia del consejero astur Graciano Torre y los eurodiputados María Muñiz, gijonesa de pro, y Frederic Daerden, belga, con el comisario Tajani, que lucha denodadamente contra la deslocalización empresarial. Ideologías aparte, Tajani es para mí un tipo admirable que, por fin, está logrando mentalizar un tanto al resto de sus colegas del Colegio de Comisarios de que no se pueden cruzar de brazos ante el desmantelamiento industrial.

¿Qué habría sido de Europa sin su industria? Pues, lo mismo que sin la cultura o la democracia. Todo está, por lo demás, interrelacionado. No debemos, ni podemos, perder capacidad de trabajo. Encomiable el esfuerzo de los llamados emergentes o BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), pero más importante, la toma de conciencia para defender la industria, el trabajo y la innovación en la piel de la UE. No es vía novedosa, sino, en gran medida, sostener la no desaparición de lo alcanzado. En nuestra tierra asturiana se entiende como en ninguna parte la cultura industrial, y es doctrina de la sapiencia discursiva de nuestro presidente, Javier Fernández.

Me emocionó cómo trató, en escasa media hora, Tajani a los ejemplares sindicalistas de Tenneco. Uno de ellos, cuyo nombre no retuve, le dijo espontánea y campechanamente "hemos recorrido veinte horas de autobús para pedir su mediación, pues sabemos que nos puede comprender". Mi tocayo respondió al envite: "No es mi competencia entrar en las decisiones internas de una empresa, pero lo que les ocurre a ustedes es preocupante y precisa aclaraciones". De inmediato, el director general y el jefe de gabinete, que esperaba en Lisboa, inicio del periplo del Comisario a Brasilia, para la cumbre Brasil-UE, se pusieron a centrar y exigir esa información, abiertos luego a otras posibilidades. En un rasgo de inconmensurable simpatía, Tajani terminó el encuentro como lo había empezado: "Es probablemente este un contacto atípico, pero ya sé que ustedes son Asturias, y lo demás, tierra conquistada. Un saludo, consejero, para el presidente del Principado".

Los de Tenneco profundizaron luego con los diputados Miguel Ángel Martínez, que, como María Muñiz en la tarde anterior, hizo constar desde la Presidencia de la sesión parlamentaria la preocupación que nos embarga a todos por la locura escapista de la firma yanqui; Richard Falbr, López Aguilar, Perelló, Meyer, Eider Gardiazábal, Cortés... hicieron también llegar su afecto y apoyo. Mucho agradezco a Laura Robles, mi compañera de tándem en la primera campaña europea, que haya puesto en contacto a estos trabajadores con mi despacho parlamentario. En muchos aspectos me recuerdan la larga lucha, en Tetracero, de La Calzada (Gijón), del fallecido Navayo Bustelo y demás admirables sindicalistas de entonces, adonde llevé a mi amigo Espeso Cacicedo, que puso en evidencia los balances que presentaron Ensidesa y Nueva Montaña para la clausura inmediata.

Los trabajadores de Tenneco están popularizando su gran "no" al cierre empresarial. Estoy con ellos, que es estar con Asturias, España y Europa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pensaba que ya lo habias publicado este. Esta mbien. No sabia que habia sido laura robles quien los habia puesto en contacto contigo. Un abrazo y un beso a Aida.JF

Anónimo dijo...

He leido éste artículo en prensa y me pregunto si a los trabajadores de Tenneco se les ha informado que Tajani, ni puede ni va a hacer nada con respecto a Tenneco más allá de vender el favor, teniendo en cuenta que su imagen en los últimos años no es muy positiva. Pregúntele a los periodistas europeos que tienen que aguantar sus ruedas de prensa.

Que se les venda a los trajadores de Tenneco que pueden hacer frente a un supuesto expolio tecnológico (figura jca que no existe en la legislación sobre la propiedad industrial) y salvar la fábrica es jugar con los sentimientos de unos trabajadores que se agarran a un clavo ardiendo, es alargar su agonía cuando saben desde Bruselas cuál va a ser el final.