martes, 11 de junio de 2013

Intervención en el Parlamento Europeo en el debate sobre asilo



Queridos diputados,

Me alegro de que mañana finalmente aprobemos mi informe sobre condiciones de acogida y los otros sobre este primer paquete de asilo.

 Me alegro porque han sido muchos años de trabajo de mi equipo, de la secretaría de la LIBE y las organizaciones de derechos humanos (muy especialmente la agencia ACNUR de la ONU) y de mucha gente implicada en la Comisión y en el Consejo, en el presente, como la tenacidad de la Comisaria Maelstrom y el antiguo Comisario Barrot.

Pero me alegro, sobre todo, porque creo que con esta directiva el Parlamento Europeo se quita la espina de la directiva del retorno, también conocida como la directiva de la vergüenza. Esa página oscura de este parlamento queda superada, espero, con la ayuda de mi informe.

Europa no debe ser vista como el policía que expulsa a los inmigrantes.

Europa es, sobre todo, tierra de asilo que defiende a los defensores de la libertad, a los perseguidos por defenderla y asegura unas condiciones dignas a los asilados mientras se tramita su expediente.

Este Parlamento ha trabajado durante dos legislaturas a fondo para mejorar la legislación europea de asilo.

 En la legislatura pasada visitamos los principales centros de detención de acogida de toda Europa.

Conocimos situaciones dramáticas.

Unas inevitables, por tragedias que ocurren cada día más allá de nuestras fronteras. Otras evitables, espero, gracias a este nuevo paquete de mejora de las condiciones de acogida de las personas que demandan asilo.

¡Vamos a destruir con esta legislación el automatismo cruel e inhumano que lleva al asilado de la persecución en su tierra a la huida a Europa, tantas veces sinónimo de libertad, para acabar, nada más cruzar la frontera europea, en la cárcel!

A partir de ahora sólo se podrá detener a los demandantes de asilo por seis motivos tasados.

Esta directiva nace también con el firme propósito de evitar situaciones de desprotección que condenen a los demandantes a la indigencia.

Además, Europa, si quiere estar a la altura del país más diverso y dinámico del mundo, los Estados Unidos, debe permitir a los demandantes de asilo que trabajen y se ganen la vida por sí mismos cuanto antes.

Creo que hay que ayudar a los necesitados pero también creemos que hay que permitirles ser autosuficientes cuanto antes. Sé que entre los demandantes de asilo hay muchos muy cualificados que podría ganarse la vida sin coste adicional para las arcas de nuestros estados. Así pasa en EE.UU. y así pasará aquí porque la tormenta económica se disipará y volveremos a hablar de nuestras necesidades de oferta de trabajo, manual e intelectual, aunque sea temporal.

En resumen, me gustaría que este informe fuera mi pequeña aportación en el Parlamento Europeo al respeto a la dignidad humana, cualquiera que sea su origen, en Europa.

¡Sí a la directiva de la dignidad, no a la directiva de la vergüenza!

Muchas gracias, Presidente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio,

Me ha gustado mucho la intervención, muy clara y además estamos hablando de un tema importante que lavará la cara del PE!

Anónimo dijo...

Muy bien Antonio.

Lo han dicho varios ponentes. Hoy estáis escribiendo Historia (con mayúscula) en el Parlamento Europeo.

Enhorabuena por un trabajo intenso y bien hecho.

JB

Anónimo dijo...

No podemos acabar,utilizando directivas o informes,con las guerra,Nicolás di tahuras ni las hambrunas,orígenes de todos los problemas de asilo y otros muchos,pero síestamosdando u paso por la Paz,la libertad y la Humanidad.Masip

Anónimo dijo...

Enhorabuena , una buena noticia Para todos.

Anónimo dijo...

Gracias por solicitar "condiciones dignas a los demandantes de asilo". Mientras no nos consideremos, TODOS sin excepción, Ciudadanos del Mundo seguiremos siendo unos aldeanos. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Antonio:

Sigo tus novedades por tu blog, en particular en relación con el tema de la directiva del asilo, que es un tema que me interesa bastante. Ya era hora de poner coto a la directiva de retorno, ¡buen trabajo! Con cosas como esta y con voluntad hay que volver a recuperar la confianza ciudadana y, pensando en junio de 2014, recuperar la ilusión de la gente para que la izquierda pueda vencer en las europeas del año que viene.

Un afectuoso saludo,
M F