viernes, 14 de junio de 2013

Barcelona


Barcelona me produce siempre fascinación.

Esta vez, también nostalgias.

Fui invitado por la Oficina del Parlamento a perorar con muy relevantes amigos y amigas sobre mi ponencia, recién aprobada, de Asilo, que debe ser ahora traspuesta a los derechos nacionales de los Estados miembros.

Emotivo encontrarme disertando a la sombra luminosa de "La Pedrera" de Gaudí en el Paseo de Gracia.

No pude menos de recordar aquella Barcelona de 1966, de los Pujol y Maragall, los Gomis, los Reventós y Comin, la Nova Cançó,  Maurici Serrahima y tantos otros con los que mantuve contacto. Y enseguida, años después, las reuniones en la calle Lluria,125 con Aggermanament, CIDOB, la Asamblea de Catalunya, Pepe Ribera,  Chesca Munt.. Barcelona era mucho ya en la solidaridad y el asilo político. Y las reuniones en el Colegio de Abogados contra las penas de muerte de las que salías a un bar de las inmediaciones con la sorpresa de que se hablaba alto, sin miedo a que desconocidos escucharan contra lo que resultaba imposible e inimaginable en Asturias.

Ahora me encontré con colegas del europarlamento, Fisas y Romeva, una antigua parlamentaria y secretaria de Estado de primera, Anna Terrón, el bueno de Eduard Sagarra, las representantes de ACNUR, de Amnistía, de otras organizaciones de solidaridad,de CEAR-con Berzosa, ex rector,a la cabeza-,diputados y Alcaldes, el hijo de Joan Reventós, compañeros abogados...

Bien recordamos a amigos idos como Sampedro, Gallbraith o Juan Mari Bandrés.

El encuentro toda la mañana hasta las cuatro de la tarde ha sido un éxito de la Oficina Europea. Barcelona nos demuestra, como decía un diputado nacional, su calidez.

Nada de solidaridad "freda" sino cálida.


Espero que sigamos colaborando. Tienen mi admiración y mi despacho abierto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias,antonio.Eduard

Anónimo dijo...

La verdad es que fue todo un placer compartir un rato contigo y comprobar que siguen existiendo personas en la política activa que transpiran vocación de servicio y que se emocionan/rebelan por lo que le sucede a los más vulnerables. Fue un auténtico lujo escucharte y conocerte, en el futuro espero tener otras oportunidades.
¡Un fuerte abrazo!JR