lunes, 20 de mayo de 2013

Intervención en la reunión preparatoria de la Conferencia Política del PSOE, coordinada por Ramón Jáuregui


Auditorio Príncipe Felipe (Oviedo)

18/ 5/ 2013


Agradezco que se haya recordado el nacimiento en esta ciudad de Indalecio Prieto.

En efecto Don Inda es ovetense,nacido el 30 de abril de 1883.

Para la pequeña pincelda socialista local, deciros también que justo frente a una de las puertas de este Auditorio,en el final de la calle Rosal nació también otro socialista muy importante, prietista, que,longevo, forma parte de la historia de nuestro partido a lo largo de casi todo el convulso siglo XX.¡Teodomiro Menéndez!!!

Estamos en medio de un tsunami con una modesta zodiac,incluso algo averiada en el motor de la socialdemocracia europea.

Leo estos días un libro denso de un académico con familia en Oviedo, Rodríguez Adrados, por el que sé que muchos de los mitos, tal el de Noé y el diluvio universal, ya que utilizo la metáfona del tsunami y la zodiac, o el del pecado original, están ya antes de la literatura hebrea en el gran río cultural anterior.

Se ha dicho, y se ha dicho muy bien, que la corrupción asola en medio del tsunami y que tenemos que "amputar" encarando lo que sea y prevenir; sobre todo prevenir.

Al terminar el tiempo de la clandestinidad política dudé sinceramente de que el Psoe pudiera convertirse en Partido de masas y adquiriese la confianza social que, enseguida, logró. Sin embargo, una tarde, sábado como hogaño, en Pola de Laviana, dos veteranos socialistas, Paulino, "el zapatero", que andaba en la sesión de la mañana por aquí, y Emilio Barbón, ya fallecido, me señalaron que me equivocaba grandemente, pues el gran ejemplo moral de los socialistas históricos en la funcíón pública, su íntegra reicidumbre, su ejemplaridad, estaban en el acervo colectivo transmitiéndose de generación en generación.

Eran muy importantes, claro que sí, Willy Brandt, Suresnes, Felipe González...,pero mucho más decisivo sería el prestigio moral de los socialistas, su huella reconocida, bien notoria por nuestros pueblos.

Constatando que Emilio y Pablo/Paulino tenían razón pedí el ingreso en el PSOE dejando devaneos más revolucionarios en los que me había movido.

Ahora en esto no tenemos que poner al día nuestro ideario,que es nuestra razón de ser y de vivir. El pablismo moral tiene que seguir siendo el mismo.

En cambio,sí es cierto, y se ha tratado ampliamente en esta conferencia abierta, que hay otro aspecto en que sí corresponde una reformulación, una adaptación,incluso la modernización.

Es el concepto de partipación política, que ha de engrasarse a todos los niveles en el partido, las instituciones, la sociedad y la administración.

Hemos de alentar,y comprometernos,en esa participación y en el control político permanente.

Sin controles en la economía global, como ha pasado,reinan los pícaros. Pero con ese pablismo moral y la entrega a la búsqueda de una participación equilibrada, seremos fieles a nuestro cauce y a su imprescindible enriquecimiento político.

Es evidente que tiene razón Javier Fernández, nuestro Presidente, cuando , esta mañana en la inauguración, decía que no podemos estar de asamblea permanente, la democracia directa tiene que tener sus cauces para no caer en la inoperancia y sí en el enriquecimiento participativo sobre el que estamos perorando tan sinceramente.

Aquí, sí que hay que adaptarse a tiempos y abrirse.

Hace unos días, celebramos en Laviana,  tan europea, y en Oviedo el Día de Europa con Enrique Barón.

Enrique nos dijo entonces a Javier y a mí que ante la travesía del desierto, es mejor confiar en quien tiene probada generosidad y talento, en Alfredo Pérez Rubalcaba, que en este instante del duro desierto, además de la zodiac en reparación para el diluvio. Y es que Alfredo, lo hemos visto esta mañana, me lo ha demostrado una vez más, tiene para nosotros, ante la travesía del arenal cuenta con brújula y cantimplora.

Confianza.

Gracias,Alfredo, gracias a los demás

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien.GG

Anónimo dijo...

Tú siempre prietista pero tu Don Inda fue un cabrón con el voto de la mujer.A.V.

Anónimo dijo...

Diste un poco de alegría cultural y animosa.Sabíoamos sería así.RJ

Anónimo dijo...

Felicidades

Blom

Anónimo dijo...


MUY BIEN

UN FUERTE ABRAZO

G.E