lunes, 15 de abril de 2013

Precisiones a los Encuentros literarios (Cartas al Director)

Mucho me presta haber leído, en LA NUEVA ESPAÑA, el entusiasmo encomiable del bueno de José María del Viso aplaudiendo el regreso de los Encuentros literarios.

Precisar únicamente un par de cosas a la frágil memoria de José María, que no a mala fe alguna.

Se olvida que los Encuentros, y el formato, con la participación decisiva de Juan Vega y Miguel Munárriz, no nacen en 1991 sino en 1987, en que yo era alcalde y presidente de la Fundación de Cultura sucesivamente Covadonga Bertrand y Aurora Puente. De aquel primer encuentro, centrado en la poesía del 50, queda una magnífica publicación, de mayor valor si cabe tras la triste desaparición de Ángel González, Jaime Gil de Biedma, Alarcos, José Agustín Goytisolo, Claudio Rodríguez, Carlos Barral... En ediciones y publicaciones posteriores los Encuentros versaron sobre Hispanoamérica y Ficción (con la intervención de los también desaparecidos Bioy Casares, Saer, Monterroso, Vázquez Rial, Benedetti, Moyano, Azuela, Ribeyro...), Narrativa de los 80...

Más extraño si cabe resulta que José María asegure sentirse compelido a terminar su recordatorio parcial sin aludir a una anécdota de Manolo Vázquez Moltalbán afeando la ausencia de los concejales socialistas en un almuerzo. Yo era por entonces concejal de la oposición y sin duda habré faltado a la tal comida, pero no al encuentro con mi buen amigo, que me dedicó uno de sus libros deseando que volviera a ser alcalde, lo que no deja de ser una boutade muy suya, y firmándome otro para Tere Cantolla, la madre del escritor Iñaki Uriarte, años después premio Tigre Juan. Esa entrañable señora aparece en Galïndez, una de las celebradas obras de Manolo, que remití a su personaje a su casa de la playa de Ondarreta. No comí con el escritor, pero sí estuve agradecido, como sigo, a que un proyecto que tuvimos se recupere ahora ensalzado por Del Viso.

Ojalá que los ciclos de entonces sobre cine o jazz se recuperasen también.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Va Delviso de culto?Porfavor...