domingo, 7 de abril de 2013

No al escrache



De un tiempo a esta parte entre las reacciones frente a los antisociales desahucios, basados en procedimientos abusivos para el Tribunal Europeo de Luxemburgo, ha surgido el llamado escrache, que viene a ser el acoso a diputados en su intimidad, incluso a los hijos y, en general, a la familia del representante público.

Ni por asomo puedo consentir con semejante práctica antidemocrática, sea quien fuere el promotor de tales acciones. Al contrario, mi solidaridad con las víctimas.

En mi vida pública que ya es más larga que la misma democracia española, jamás, por activa o pasiva he aprobado semejante práctica que ahora llaman escrache. 

Sin duda, no es práctica nueva pero parece que se realiza ahora con especial frecuencia, sin duda motivada en último término por la injusticia flagrante de esos procedimientos abusivos de desahucio. Esa práctica puede estar encubierta, pero jamás eximida, por la desesperación e indefensión de quienes utilizan esas armas. Quienes así parecen actuar, lo hacen sin percatarse de que se ponen en actitud intolerable, convertidos así simplemente en enemigos de la libertad y la democracia.

En los primeros ochenta siendo candidato a Alcalde de Oviedo se produjo el ataque constante a mi adversario de entonces, el Alcalde Riera Posada, contra el que unos determinados vecinos se manifestaban diariamente ante su casa de la ovetense calle Foncalada y ante su familia. Era intolerable y así lo manifesté sin tapujos. Hubo quien me lo reprochó y hasta aseguraba que yo no era alternativa ni se creía que tuviese la menor intención de solucionar el problema que supuestamente alimentaba esas protestas, la necesidad de un equipamiento social en el barrio de Ventanielles.

Tras la victoria electoral fue prioritaria la solución del Centro de Salud, Biblioteca y demás módulos del equipamiento, que estaba en nuestro programa electoral, pero manteniendo mi intolerancia y la consideración de que mantenía la misma aberración hacia las amenazas que había recibido mi predecesor.

Poco antes, sin ser yo ni siquiera candidato a nada, unos mozalbetes (hoy uno de ellos abogado en ejercicio) me colocó una bomba incendiaria en un coche de mi propiedad que fue destruido aparatosamente ante mi vivienda. Los mismos tres extremistas hicieron exactamente lo mismo con el filósofo Gustavo Bueno. Se trataba de coacciones y daños intolerables que jamás he perdonado.

Lo tengo muy claro para mí y para cualquiera que sea la víctima, sin distinción ideológica alguna

En mi tiempo de diputado he tenido la amenaza del socio de una empresa de auditoría, en abierto desacuerdo con mis posiciones parlamentarias. Fue un acoso, que denuncié debidamente ante el Presidente del Parlamento.

Estas coacciones y acosos suceden y los demócratas no las podemos tolerar en nosotros mismos ni en los adversarios, bajo concepto alguno.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien Antonio. Asi debe ser y comparto plenamente lo que dices.

Siempre he dicho que antes que ser socialista se es demócrata, al igual que uno es antes el sustantivo que el adjetivo. Por tanto mi felicitación por el articulo que tanta pedagogía, responsabilidad y sentido común aporta. Esto si es política con mayúscula y de altura y no la que estamos acostumbrados a recibir de advenedizos que ni saben ni se espera que sepan de política, responsabilidad y solidaridad. Para ellos la política es ambición personal, intereses espurios y rellenar una vida vacua y estéril. Bien está que des ejemplo con la sabiduría adquirida con los años.



saludos

F L.

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo. Son practicas totalmente intolerables y antidemocraticas y deslegitiman cualquier causa.

La democracia tiene sistemas suficientes para combatir la arbitrariedad y si no hay que crearlos pero dentro del sistema.lo contrario conduce a dar la razon a los antidemocratas

Creo que hay que decirlo alto y claro en todos los foros.
Un abrazo

M.O.

Anónimo dijo...

Antonio

Quedaría perfecta tu reacción de principios y la completaría a mi entender si situases el problema en toda su dimensión.

Esto no surge en el vacio. Nace de la impotencia de ver como la participación de los ciudadanos en política se limita a votar cada cuatro años. Como la demostración de la queja popular es absolutamente irrelevante a la hora de cambiar las cosas. Explota cuando la calle Génova en Madrid es cerrada a cal y canto para evitar a los señores del PP que se lleven el disgusto de escuchar los insultos y sufrir las pataletas de los ciudadanos. De como el congreso de los diputados se ha convertido en un campo de trincheras alambrado a las primeras de cambio.

Nace el escrache y otras prácticas semejantes de la impotencia de una parte de nuestro pueblo asqueada del régimen de impunidad en el que han vivido y viven una clase de apandadores de lo público y financieros asociados a ellos. Asqueados de un sistema de socorros mutuos que está llevando a nuestro orden económico, social y político al despeñadero. Asqueados de si mismos, incluso, por no haberse manifestado a tiempo y de la forma debida exigiendo a los suyos, los partidos de izquierda, un cambio en la forma de gestionar la política durante mucho tiempo.

Confundir a esa parte del pueblo, posiblemente minoritaria, con los grupos fascistas que durante tanto tiempo camparon a sus anchas por este pais avasallando a políticos como tu, pero tambien a decenas de clinicas abortistas, a centenares de exposiciones de arte, a miles de ciudadanos homosexuales, a millones de conciencias que veían como los promotores de esos actos execrables se escondían en las instituciones bajo el paragüas de marcas políticas como el PP o dentro de las sacristías, no deja de ser una injusticia.

Podemos seguir hablando durante mucho tiempo de todo esto pero yo prefiero hacerlo de otras cosas. De como convertimos la porfesión de política en algo digno. De como hacemos cambiar las estructruras de los partidos para conformarlas al cambio social y democratizarlas. De como hacer que las instituciones se saneen. De como sancionar a príncipes y reyes y colocarles en el sitio en el que la historia española les ha tenido que colocar en tantas ocasiones. En como terminar con la injusticia de los desahucios. En como promover una defensa del pueblo..En como....

Antonio. Yo asisto a las reuniones del 15M. Conozco a muchos militantes de la PAH. Te puedo asegurar que son lo mejor de nuestra sociedad. No son pandilleros. No merecen ese trato ni esas comparaciones que les dedicas. Yo nunca voy a ir a los escraches. Conozco mucha historia de España como para ignorar el sentido que estos actos tienen. Pero si los parlamentos, los políticos no saben escuchar el fragor de las calles tenemos un grave problema. Y ese problema superará los daños que miles de escraches puedan estar ocasionando a nuestra paz social. Si verdadermanente queremos la paz social démonos prisa en cambiar de abajo a arriba nuestra sociedad.

A A

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo, Antonio!

B.R

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo!!!

Nacho

Anónimo dijo...

Buen artículo amigo Antonio, estoy completamente de acuerdo contigo.. A ver cuando te pasas por León.

Un abrazo.

J.J

Anónimo dijo...

Lo siento, no estoy de acuerdo , doy un Si al escrache.

Te mando el artículo de Vicent Navarro.

http://www.vnavarro.org/?p=8694





¿Y los niños y las familias de los desahuciados? ¿ Es que acaso las autoridades se comportan democráticamente en los desahucios? ¿Hay para ellos democracia?. No parece por las fotos que se ven

. ¡¡¡YA VALE¡

Me parece estupenda su acción y defiendo a Ada Colau. Si se presenta la voto.

CM

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo … lo discutiremos ..

Anónimo dijo...

Pues estamos en desacuerdo, yo me encargaré de defender de las denuncias falsas de acoso a algunos de la plataforma contra los desahucios, creo que estás mal informado, y que mezclas cosas muy diversas, un representante público se debe a la ciudadanía, besos, Ana

Anónimo dijo...

Estupendo articulo.un abrazo

Anónimo dijo...

En nuestro país hay un fondo de tricotosas que parecía olvidado por la transición pero que sale ahora, hasta Verstringe aunque de ese no me extraña nada hace años. Son los de la revolución pendiente en este caso de la de izquierdas. Además 6 millones de parados y una clase política que ha sido muy poco ejemplar.

Anónimo dijo...

No podía ser de otra forma, una cosa es diferir y otra interferir,
felicidades

A.G

Anónimo dijo...

MUY BUENO LO TUYO,TIO..........

ABRAZOS

Alberto dijo...

Tú dices no al escrache por antidemocrático.

Y yo digo que el escrache es pura democracia.

Para vosotros democracia es un eufemismo que significa capitalismo y ganancia. Para nosotros democracia es democracia y pelearemos por ella.

A todos los pelotas de este blog, dais pena.

Anónimo dijo...

Hola Antonio,

No estoy de acuerdo en nada de lo que dices y me parece un tremendo error confundir violencia con manifestaciones totalmente pacificas que lo único que hay son pitos y rimas, lo de la bomba incendiaria en tu coche me parece un ejemplo que no se corresponde con el contexto. No seas demagogo y ten valor para defender los derechos de los más necesitados que mayoritariamente son los que te conceden el honor de tener un maravilloso trabajo en Bruselas, con sus votos.

En un país donde la crítica y el debate estuvieran mé presentes en la opinión pública probablemente tus palabras motivarían a una parte de la sociedad a pedir tu dimisión. Quizás pedir perdón y rectificar sería lo más adecuado, recuerda que la gente está tan desesperada que se suicida, hombre!

Qué palabras más desafortunadas, pero bueno cada uno es libre de pensar lo que quiera, pero Antonio me has defraudado.

Un militante socialista que tuvo el gusto de ir a visitarte a Bruselas y que no comparte ni una coma de tu escrito.

Anónimo dijo...

Me imagino que no compartiràs la respuesta de un diputado canario de que si un perro flauta agrede a su hija le abre la cabeza.Conociêndote sè que semejante ley del taliòn no serïa lo tuyo antes y espuès e tu discutible pronunciamiento sobre el escrache o desesperaciòn social

Anónimo dijo...

Felipe es ahora de tu misma opiniòn.Espero,en cualquier caso,que ambos,y los demàs,consigáis activamente que se acaben los motivos que dan lugar a ls escraches

Anónimo dijo...

Aprovecho para comentar que si que me parece muy interesante la observación de Felipe González sobre el desorden institucional y social que nos esta conduciendo hacia una especie de anarquía.....: La reacción del diputado del PP advirtiendo de que usaría la legitima defensa es una reacción humana que los acosadores están provocando. La gente se esta tomando la justicia por su cuenta y eso no es admisible en un estado de derecho y encima tenemos que oír como compañeros y tertulianos los justifican por temor a perder influencia en los medios de comunicación. Cardona y otros flaco favor nos hacen con sus comentarios. Ademas de ser un delito es ética y políticamente rechazable y deberíamos recordar el famoso poema de Bertol Bretch....luego vendrán a por nosotros..

Anónimo dijo...


Acabo de escuchar en las noticas que Soraya Saénz de Santamaria condena el escrache ante su vivienda y que la policía aborta uno ante la del Presidente del Congreso. Como esta palabra se importó recientemente de Argentina, cabe preguntarse si antes de ahora los miembros del Gobierno han sufrido alguna vez acosos por parte de los ciudadanos. Se ve que algunos medios de comunicación no son capaces ni de revisar sus propias hemerotecas, ya que los insultos, zarandeos y demás formas de acoso se han producido en otros momentos y entonces -para muchos de los que hoy ponen el grito en el cielo- no parecía que fuesen situaciones tan alarmantes.

J

Anónimo dijo...

José María Maravall ha declarado hoy públicamente en TVE que esta en contra del acoso de los escarches por dos razones. La primera que la violencia de cualquier tipo es injusta y la segunda que la Ley se cambia por el tramite democrático. Su valentía y coherencia debería ser ejemplo para que todos solidariamente les dijéramos NO a los acosadores, que además de ser un acto delictivo es antidemocrático y devalúa la vida publica y la política y le hacemos el juego a la demagogia, populismo y al fascismo.

Anónimo dijo...

Aqui te envio un articulo mas condenando el acoso a nuestros representantes polticios: ya ves que ni tu ni Felipe Gonzalez estais solos. Lo que hay es mucha cobardia e interes electoral para no denuciar este terrorismo que ya vivieron nuestros compañeros, conciudados vascos con los filoetarra o las mujeres que deseaban abortar en las clinica....


ESCRACHE Y MANIPULACIÓN

Publicado: 15/04/2013

Así no...

Tu siempre haciendo amigos, como me dijo a propósito del artículo del sábado pasado alguien. Pues eso, que ya sé que mi reflexión de hoy no gustará demasiado, porque es de todo menos popular. Yo diría que de todo menos populista, pero en esa diferencia de términos está mi argumento. Ya saben, los que me conocen, que una es políticamente incorrecta, y como no me debo a nada ni a nadie, más que a mi misma y mis principios, que son básicos y normalitos, pues digo o escribo, lo que me parece. Y lo de los escraches me parece una auténtica barbaridad, una utilización política del dolor de mucha gente y además populista a más no poder. Y todos a favor, porque los sinvergüenzas de los diputados no votan lo que muchos quieren. El problema es que la democracia es así. Están elegidos por muchas personas, aunque muchos piensen que no están haciéndolo bien (yo entre ellos). ¿Que todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna? Evidentemente. ¿A un trabajo digno? Por supuesto. ¿Que la gente tiene derecho a ejercer libremente su opinión sin ser injuriado, insultado y acosado? Pues también. Yo he visto como se realizaba un escrache a un diputado del PP en Cataluña, Antonio Gallego, en el que las últimas palabras que se le decían, además de hijo de puta, asesino, etc, por la persona que llevaba el megáfono, era “correrá tu sangre”.Cual no fue mi sorpresa cuando veo al día siguiente en la plataforma de la PAH el mismo vídeo pero con un lavado de cara tan descarado, que no parecía el mismo; omitiendo claro está todo tipo de violencia verbal y por supuesto sin nada de sangre y hasta con una música preciosa. Repartiendo con sonrisas pegatinas, vamos, cortando y pegando descaradamente. El que cuelgan, lo dejaron en una pacífica “información” al mismo diputado, en la misma calle y con las mismas caras. Pero eso sí muy bien editado, para que no se viera que en esa casa, por cierto nada lujosa ni especial, igual había unos niños que tenían que oir y ver la sangre que le pintaban a su padre en los carteles como en otros casos, o como amenazaban a su padre por lo que libremente quiso votar. Es decir una manipulación total y absoluta. Afortunadamente he salvado el primer video antes de que lo mutilaran. Lo puede ver quien quiera. A mí estas informaciones me suenan a piquetes informativos, de esos que te “informan” de que hay huelga cuando todo el mundo lo sabe. Compañero…cierra o te apedreamos el escaparate.

Anónimo dijo...

Por otra parte me llama mucho, pero mucho la atención que en Andalucía esta plataforma que es nacional, no vaya por ejemplo, a hacerles escarches a los diputados de PSOE, pringados hasta las cejas con la connivencia de sus compañeros de gobierno de IU, en repatir entre los suyos, más de 1000 millones de euros de los parados, con los que se podían haber ahorrado posiblemente muchos , pero muchísimos deshaucios. O que no vayan a las casas de los jueces que firman los desahucios, (igual es que hay miedo a las consecuencias inmediatas) o a los que propiciaron estas leyes hipotecarias injustas y abusivas, que por cierto no son los de este gobierno. En fin, que me parece muy justo que se proteste, pero con la ley en la mano. Hay leyes para la manifestación y también hay leyes para proteger nuestra intimidad y sobretodo las de nuestros hijos y familia. No se puede amenazar, ni acosar, ni insultar, a nadie. Y lo condeno en todos los ámbitos. Alguien me dijo hace poco:.La derecha utiliza el victimismo. Ante eso, yo le contesto, que se es víctima cuando hay verdugo, y que puestos a generalizar y hacer abstracciones también se puede decir que la izquierda siempre utiliza la fuerza… y que yo sepa la fuerza con violencia sea del tipo que sea, es simple y llanamente antidemocrática.

Anónimo dijo...

Comprar los motivos de los vecinos que pedían un polideportivo en Oviedo con unos ciudedenos que saltan por la ventana y queman sus cuerpos por desesperacion es, sencillamente, repugnante. No apruebe en comentario si no lo desea, con que lo lea y lo barre me basta.