viernes, 12 de abril de 2013

Invitación a Marruecos

Ante la invitación de un viaje promocional a Marruecos que me hace la Cámara de Comercio española he procedido a contestar diplomáticamente en los siguientes términos:

Me alegraría lograsen buenas perspectivas de expansiòn en esos programas a Marruecos. A la vez, sería bueno se percatasen de la preocupante actitud represora a los derechos humanos que sufre la población saharaui, que he constatado triste y recientemente en un terrible juicio militar sumarísimo, sin garantías procesales, en Rabat

1 comentario:

Angel Alda dijo...

Buenos reflejos los tuyos. Es curioso como las Cámaras de Comercio se convierten en una maquinaria de relaciones públicas a favor de Marruecos. No te extrañe que esa invitación tiene un sentido simple y directo y un cerebro intrigante por detrás...