miércoles, 17 de abril de 2013

Carta al presidente de Bielorrusia


Sr.Alexsandr Lukashenko

Excelencia,


Por el informe de Amnistía Internacional constato la triste realidad que Bielorrusia es el único país europeo, que no de UE, en mantener en su legislación la pena de muerte.

Como quiera que soy miembro titular de la Comisión de Relaciones entre la UE y su país, y pese a que se trata de una Comisión inactiva, me da ocasión de protestar ante su Excelencia y comunicar al Presidente del Parlamento Europeo mi voluntad de cesar en esa representación. Es un mero gesto simbólico de mi parte, pero ocasión, Excelencia, para recabar la reflexión de su gobierno sobre la inconcebible actitud antidemocrática que les caracteriza.

Mal que bien, la UE acaba de obtener el prestigioso premio Nobel de La Paz y mucho celebraría que, algún día, ustedes respetasen los derechos humanos, empezando por el derecho a la vida que de forma tan significada hoy niegan.

Atentamente

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por solicitar la supresión de la pena de muerte y a ver si hay suerte, Antonio!
B

Anónimo dijo...

Muy bien Antonio. ¡EUROPA HASTA LOS URALES! Abrazos. Nacho

Anónimo dijo...

Estimado Antonio: aplaudo tu carta de denuncia ante el presidente bielorruso aunque yo no me hubiera atrevido a darle el tratamiento de Excelencia a un tirano que toleramos unos y otros amparan. Respecto a tu afirmación de que es el único país europeo que mantiene la pena de muerte debo recordarte que en España la Constitución de 1978 abolió la pena de muerte, excepto en los casos que la legislación militar establecía en tiempo de guerra.

El Artículo 15 de la Constitución establece:

"Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra."

Anónimo dijo...

Muy bien. Los pequeños gestos no sólo som importantes; son necesarios.
Un abrazo.

C