sábado, 16 de marzo de 2013

El ahogo




De chaval me tocó ayudar a un hombre entrado en años, o eso me pareció entonces, que apenas sabía el arte de nadar para salir del agua, en la concha embravecida de Salinas. Lo pasé muy mal contra la resaca, incluso el recuerdo me ha dejado una secuela de ahogo psicológico respiratorio en el almario de la remembranza. Llegué a imaginar muchas veces luego el hundimiento de los dos, dado el nerviosismo contagioso de aquel excelente dominguero. Por fin, la cercanía de un colchón neumático providencial, que nos tiraron desde la orilla, actuó de tabla salvadora, aunque hubo que ordenar cómo agarrarse para salir calmamente de un par de brazadas.

Coincidió con "el mosco", la hora que, en la jerga maravillosa de Delibes y de su inolvidable espacio del Duero/Esgueva, se ceban las truchas. Momentos para la luz del mediodía y el relajo panteísta, pero que en la mar cantábrica, si no se respetan sus embates, acaece distraídamente el peligro y hasta la muerte como sufrió Castro, aquel mítico portero de fútbol, hermano de Quini, que intentó también un rescate con trágica suerte.

La situación económica es muy mala. Alguna de las medidas que tan estúpida y estelarmente se toman empeora aún más la situación dejando a los rescatados al borde del colapso tal sucede en Grecia, Portugal y nos puede ocurrir en España si no se endereza mejor rumbo. No es solo la absurda y abracadabrante gestión de Economía en Bankia, que también, como Fernández Ordóñez ha denunciado, ¡por fin!

Es la española, y de la troika fanatizada (Comisión Europea, BCE, FMI), una actitud crasa, incluso temeraria, al borde del precipicio, con los llamados recortes, donde el remedio ha sido más nefasto aún que la ya muy grave enfermedad originaria. Se había sostenido por Kruggman, incluso hace ya meses Rubalcaba adelantó ese certero diagnóstico pero nuestra voz política no se escucha ni con apoyo académico. Es prédica de desierto. Nadie nos oye ni poco ni mucho ni nada, pues tales son el desprestigio de los políticos y de la Política en medio del nerviosismo y la depresión generalizados.

Desde hace semanas mantengo contactos abiertos sobre la situación europea, que es como hablar de las crisis, la económica y, como calificó a este periódico, José María Maravall, la mayor -no quepa duda alguna- política.

En la "Casa de los Alberti",  de Ciaño, en la dieciochesca ovetense del Pueblo, con las Juventudes Socialistas de Oviedo..., he tenido ocasión reciente de escuchar a escogidos compañeros, ciudadanos y amigos, con aportaciones que me han reconfortado en que existe una masa crítica, atenta a un análisis de los acontecimientos. Pronto también en Arenas de Cabrales y otros puntos de la geografía astur, pues mi concepción del cargo parlamentario solo tiene razón de ser en ósmosis con los electores de la propia circunscripción, por mucho que lluevan chuzos de punta y truene, en plena nieve, de forma indiscriminada. Formulo en todo lo que puedo una modesta aportación a la necesidad de armarnos contra Merkel, a la que comparé con el usurero veneciano de Shakespeare, Shylock, en carta personal que le entregué, (http://www.antoniomasip.net/2012/11/carta-angela-merkel_7.html),  lo que amplío también en: http://www.antoniomasip.net/2013/03/intervencion-en-la-agrupacion.html

Ya he escuchado varias otras apelaciones ingeniosas merkelianas: "la centella naranja", por su vestimenta, "el protón de Hamburgo", por su carácter de investigadora física, o, más taurinamente, "la Niña del Recorte", en contraposición a la beldad castiza, en gira por Alemania, de "La Niña de tus ojos"(Pé/Trueba). 

De aquí a poco, por encima de partidismos, superándolos, tendremos que unirnos en los mismos objetivos quienes coincidamos en actitudes de cajón (la integridad de la vida pública, la guerra a la corrupción, la buena gestión de los sagrados dineros públicos -no se puede gastar lo que no cabe ingresar- la integridad territorial del propio país...).

La Merkel no tendría seguramente empacho en ahogarnos, pero el pueblo alemán, curado que debería estar de varias guerras por germanizar Europa, espero forme parte del colchón que desde la orilla política ha de soltarse para el futuro europeo, "que será social o no será".


9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es la primera vez,desde años,que faltas,o te hacen faltar, a la cita de los sàbados de La Nueva España?

Anónimo dijo...

Muy interesante, valiente, oportuna y necesaria tu visión sobre este neofundamentalismo pseudoeuropeo, en contra de la Europa necesaria. Creo, querido Antonio, que la Socialdemocracia debería estrechar su alianza con los sectores académicos y sociales más preocupados por esta deriva neoconservadora que sólo causa graves e innecesarios quebrantos a tanta gente y especialmente a los más débiles de la sociedad. En el fondo se está jugando una inmoral partida entre unos poderes económicos contra la sostenibilidad del Estado del Bienestar, que resulta finalmente trágica para la propia democracia. Si les saliera bien en la vieja Europa, el progreso de nuestra mejor utopía para toda la Humanidad se verá muy mermado y habrían ganado la gran batalla contra la dignidad humana y su mejor esperanza del progreso y la libertad para todos.
Un abrazo
Javier

Anónimo dijo...

Es precioso, es poético y luego gira. DEL PUEBLO ALEMÁN NO ESPERES
DEMASIADAS COSAS BUENAS, NUNCA...

SPA

Anónimo dijo...

Gracias Antonio: interesante articulo

FL

Anónimo dijo...

Bien.
Me gusta eso de hilar una experiencia personal o un recuerdo con el cuerpo de la idea última del artículo. Es lo que intento hacer y veo que haces tú hoy magistralmente.

CLL

Anónimo dijo...

Me gusta. Muy interesante Antonio

SMA

Anónimo dijo...

Buena recopilación de Merkel-nombres

Anónimo dijo...

Preocupados os tiene el amigo Alfredo Pèrez Rubalcaba

Anónimo dijo...

Buen artïculo