domingo, 17 de febrero de 2013

Sentencia brutal y colonialista


El tribunal militar de Rabat dicta una sentencia brutal y colonialista en un juicio en el que, personalmente, constaté la ausencia de las imprescindibles garantías procesales. Ocho cadenas perpetuas, cuatro condenas a treinta años de prisión y ocho a más de veinticinco. Como ya indicaba en mi crónica del juicio la monarquía alauí intenta dar una imagen algo más abierta y tolerante, que es puramente epidérmica pues enseguida aflora su carácter antidemocrático, radicalmente contrario al ejercicio de los derechos humanos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr Antonio, en primer lugar siento mucho pertenecer al mismo partido político que Usted. Debido a las insidias publicadas en su Blog, manipulando los hechos, siempre en mí opinión. Lo denuncio, no se puede permitir pasarlo con un trago de agua. Me refiero la sentencia dictada por el tribunal militar marroquí, como es la costumbre en estos casos, contra unos terroristas violentos que han matado y de qué manera....No entiendo como puede defenderlos, decir que son pacificos, mientras todo el mundo ha visto el terror que han causado contra la fuerzas del orden que desalojaban el campamento de una manera pacífica. Pertenezco al Sahara, formo parte de su población, y no le permito hablar en mi nombre como saharaoui. Mi interés no es atacarle, sólo que respete los sentimientos de las familias que han perdido a sus hijos de una manera intolerable. Un saludo desde el Sahara

Anónimo dijo...

Ni un paso atrąs,Antonio,ante los mercenarios de turno.