miércoles, 20 de febrero de 2013

Lincoln



Sensacional película sobre un personaje soberbio. A no perder en estos tiempos de atonía democrática

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Fui a verla el otro día. Fantástico guión.
C.LL

Anónimo dijo...

Es estupenda. Tuve la suerte de asistir a sus presentación en Harvard, a varios coloquios y a algunos programas de TV sobre la película francamente excelentes. Envidio sanamente para nuestra España el orgullo colectivo de sus mejores hombres y mujeres, admiro su fe en los ideales que les constituyeron y alimentan, me gusta también sus propia crítica política, social y cultural, sin perder esa fe secular. Tienes razón: todo es excesivamente complejo y, sobre todo, hoy tratamos muchos de darnos cuenta de tal lucidez. Por eso la exigencia es mayor y seguramente el reto más dif´cil y apasionante que nunca, pero no conozco mejor utopía referencial para la humanidad que el socialismo democrático: incrementar cada día algo más a un tiempo la libertad y la justicia que complete la dignidad de todos y de cada ser humano. Luego vendrán los apellidos: español, asturiano, europeo, chino, laico, religioso, del Sporting, abogado, diputado... que otorgan patrimonio y riqueza material y espiritual a los pueblos y hacen posible una cultura mayor y mejor que hoy puede llegar a todos, gracias a una ciencia y tecnología que el anhelo de muchos hombres y mujeres hace posible. No parece que quepa mucha discrepancia sobre este brevísimo y tópico resumen entre muchos. Qué sucede, pues? No conozco otra receta que la conducta ejemplar y coherente para ganar la credibilidad perdida, aunque ello exiga sacrificios importantes de cada uno de nosotros.
Fuerte abrazo
Javier