miércoles, 26 de diciembre de 2012

Carta a Tino Pertierra


Muy bien traida tu reciente mención de Tennessee Williams que no es un autor tan conocido como fue.


Te cuento una anécdota. En Nueva York, en una céntrica librería de ocasión, que tenía tres escalones de bajada junto a la puerta, me caí torpe y estrepitosamente. El librero, para disculparse quizá, me dijo que Tennessee también se había caido en el mismo sitio. Ignoro si sufrió secuelas de aquel golpe que se dio, con bastantes más años que los míos, pues sus reseñas biográficas no lo cuentan. También pudo ser cosa de los barbitúricos a que bien aludes. Arthur Miller, con el que charlé un rato, cuando los premios, conocía la librería y bien sabía de los escalones mal situados.

Un abrazo

No hay comentarios: