sábado, 29 de septiembre de 2012

Ecos de la Diada


Ruidoso el eco de la Diada, excesivo, para lo que Europa y España deberían integrar saludable y fiscalmente, en momentos de otras protestas  más legítimas.

Insistiendo en la confusión, dos eurodiputados catalanes se declaran independentistas, cuando sus jefes de filas, liberal y ecologista, se pronuncian, en el hemiciclo, contra el nacionalismo/localismo/populismo a la búsqueda de una Europa federal.


En mis mismas filas Raimon Obiols, gran amigo, entrañable sabio, tiene para la estampa sus memorias, que pienso devorar aun sin hablar yo catalán en la intimidad, como aseguraba hasta la caricatura el alto asesor español de Murdoch, magnate de la prensa/basura. Raimon y Mercedes, su mujer, usan español entre ellos, en su acogedor apartamento bruselense. La opresión no es lingüística. Lo fue, sin duda, en tiempos en que Franco impuso como Director de La Vanguardia a un tal Luis de Galinsoga, empeñado en que no hubiera misas en lengua vernácula ni tampoco saliese el resto del Concilio Vaticano II, ensombrecido allí por ese abrupto conflicto idiomático.



Si los tiempos son otros, hay que cuidar gestos. Nadie debería subestimar la manifestación, como nuestro paisano, Julio Somoano, al que valoro, y que yo creía ingenuamente iba a ser prudente con los delicados instrumentos de la radiotelevisión pública, donde no entiendo cómo ha despedido a José Ramón Lucas o a Ana Pastor, entre otros. Que "ABC" haya omitido la Diada durante horas de su web, no es comparable con que hagan parecido los obligados a la neutralidad activa. A Mas y algún otro se les ve la oreja cuando priorizan asuntos relegando la situación social con la tinta del calamar.



En Cataluña hay quien porfía con la pregunta que prepara Cameron para Escocia. En Edimburgo, el nacionalismo pretende la reposición institucional escocesa (devolution) del  siglo XVIII o un mayor grado de autonomía, lo que ya no es el caso para algunos que se calientan la boca en nuestra misma latitud y quieren romper con una España en la que siempre estuvieron, menos, claro, cuando tributaron al Califa de Córdoba.



Hay muchos europeos que no quieren oír nada de consultas refrendarias, tras el resultado que le dio a Hitler y a otros populistas, incluido al iluminado de El Pardo. Tampoco cabe, en nuestra Constitución, que un Parlamento Autonómico declare unilateralmente independencia alguna.



Referendum fue la Constitución europea, aprobada mayoritariamente en Cataluña, en la que, como ha resaltado uno de sus redactores, Carlos Carnero, la "independencia unilateral es imposible".Luego en el Tratado, la U.E. veda cualquier posibilidad de adhesión comunitaria sin unanimidad de los Estados miembros que no cabe, por su misma naturaleza, en secesión, es decir contra un Estado miembro. Por si fuera poco, Tremosa, colega parlamentario de CíU, consciente del problema insalvable, ha intentado colar estos días, en la Comisión de Asuntos Internacionales, una corrección de menor rango para esperar la cacareada adhesión de Cataluña como Estado ("14 bis. Pide a la Comisión que prepare una hoja de ruta para la adhesión de posibles nuevos Estados miembros que puedan surgir dentro de la UE"); semejante despropósito fue abrumadoramente rechazado.



No obstante, me gustaría que no jugáramos con el hambre del pueblo ("Hambre y austeridad en España" titula The New York Times) ni se obstaculice el único debate trascendente y unitario: la espiral crisis/ paro. Hay mucho de treta política para olvidar hasta corruptelas, por ejemplo de Pujol Jr., secretario general convergente. De otro lado, la respuesta centralista ("Gibraltar español") viene bien a quiénes polarizan la polémica territorial desviando lo que ocurre. El nacionalismo es perverso en su ensimismado egoísmo. Lo prueba su oportunidad insolidaria, localista, antisocial...



Es mucho, demasiado incluso, lo que angustia a nuestros ciudadanos sin precisarse falsos y costosos objetivos.



Ja parlarem!

24 comentarios:

Anónimo dijo...


Muy bien. Lo malo es que temo que haya un sector del PSC que le bailen el agua a CIU ante semejante estupidez sin fundamento ni legal ni mucho menos histórico.

C.LL

Anónimo dijo...

Muy bueno el artículo, representa fielmente una posición coherente y sin ambages de lo que deben hacer los políticos. ¡A centrarse en la crisis y en el paro!

Un saludo,

M.F.G

Anónimo dijo...

Jaume Collboni, portavoz del psc en el parlament, ha dicho en rueda de prensa que la propuesta del psc es el pacto federal de cataluña con españa, decidido por los ciudadanos catalanes, se supone que en virtud de una soberanía previa. No sé si coincide con el Estado federal que propone rubalcaba.
¿Pacto federal = Estado federal?

D.G.

Anónimo dijo...


Artur Mas ahora se ha centrado en la política económica. Pero su discurso es contradictorio: justifica los recortes en que Cataluña forma parte de España y a través de ésta a la UE, y que la política económica que aplica está determinada por la UE y los estados que la componen. Pero no dice que su aventura soberanista supondría salirse de la UE y del euro. Usa la UE para justificar su política, la misma UE de la que se iría. Quiere estar en la procesión y repicando
¿qué tipo de estado catalán querría, un estado catalán en el que una fuerza neoliberal como ciu seguiría con los recortes, aun fuera de la UE? ahí la izquierda tendría que ser más incisiva, pero el psc está perdido y en crisis e iniciativa es seguidista del nacionalismo.

D.G.

Anónimo dijo...

Mas ha empezado su discurso hablando de la manifestación. parece que la situación económica quedará en segundo lugar.

d.

Anónimo dijo...


Muy bien y centrado, fuera de los discursos populistas al estilo de Vara con esa gilipollez de "que nos devuelvan a los emigrados a Cataluña". Todavía ahora sigue diciendo que fue lenguaje figurado..en vez de disculparse por el error. Parecemos gilipollas de verdad. Por eso me alegra tu tono y tu esfuerzo, combativo, respetuoso y sereno.

Un abrazo

AA

Anónimo dijo...

Hola, Antonio

Me ha gustado mucho tu artículo. Me parece irrebatible. También me gusta por el tono en que lo has escrito. A lo mejor el párrafo en que mencionas el Califato de Córdoba podría cambiarse algo para englobar mejor a catalanes, aragoneses y navarros. Si mi escasa formación histórica no me engaña, parece que no pasaron directamente de tributar al Califato a "estar en España".

Ojalá se publicaran más textos como el tuyo, en este momento en que se oyen tantos disparates, insultos y estupideces procedentes de diversos frentes.

Un cordial saludo

S.C.

Anónimo dijo...

“El nacionalismo” - incluso el español - “es perverso” y, generalmente, ciego.

Lamento que simplifiques tanto la cuestión.

Por ejemplo, ¿por qué sólo cabe discutir de la crisis? Hace tiempo que denuncio – y los socialistas catalanes, en general - que CiU tapa su política social con el tema nacional pero el problema identitario existe.

¿De dónde sacas que Cataluña era España “de siempre”? Con ese rigor argumental en materia histórica, Francia – que, por cierto, incluye en su Departamento de los Pyrénées Orientales tres comarcas catalanas cedidas por el Rey de España en ocasión del Tratado de los Pirineos (1659) en un acto sin duda patriótico y que demuestra la perenne conciencia de la integridad territorial – podría reivindicar Cataluña como desarrollo de la Marca Hispánica. Ridículo!

Salvo que tengas mejor información, que yo sepa la Constitución europea – a pesar de haber sido aprobada en Cataluña en un referéndum que no organizó Hitler precisamente – no ha entrado nunca en vigor. Y, a pesar de lo que diga el compañero Carlos Carnero el Tratado de Lisboa no prohíbe nada porque no dice nada al respecto: te remito a sus artículos 4º y 5º y, en especial al 4.2. En él se afirma el respeto de la U.E. por la integridad de los estados miembros y punto!

Pero, ¿ qué pasaría si la independencia no fuera “unilateral”? ¿Por qué se prejuzga que no puede ser acordada por ambas partes? Si una mayoría significativa de los ciudadanos catalanes – ¿te recuerdo los % (en participación y votos a favor) que la U.E. impuso a Kosovo y a Montenegro para validar sus referenda? – fuera partidaria de la independencia [cosa que no sé] , ¿no habría que encontrar una solución? ¿Qué interés tendría entonces España a oponerse al ingreso de Cataluña en la U.E. ? ¿La frustración? Más bien el veto podría venir de otros estados que tuvieran miedo a un contagio o al efecto-demostración.

En cuanto a Tremosa, seguramente tengo bastantes más argumentos de crítica, incluso en el ámbito estrictamente académico. Es su problema y el de CiU, pero no el mío.

En todo caso, ¡no es bueno simplificar excesivamente el problema actual de Cataluña!

Si quieres complicar tu razonamiento plantéate qué pasaría si la balanza fiscal de Cataluña con el Estado fuera positiva ( es decir, que por alguna razón recibiera más fondos de los que aporta al presupuesto común): yo no sé si habría tantos independentistas ni tampoco si habría tanta reticencia a concederle la independencia. Y, ¿por qué aceptas sin rechistar el sistema vasco? Mientras no se pase del “privilegio histórico”, todos los argumentos de equidad y solidaridad que se esgrimen en el caso catalán quedan muy aguados.

Cordialmente,

JOAN COLOM

Anónimo dijo...

Buenísimo! Te felicito! Una abraçada per tu

S.P.A

Anónimo dijo...

Me ha encantado. De las mejores de hecho. Muy ricas y muy bien escogidas todas las referencias.

Un fuerte abrazo!

A.A

Anónimo dijo...

Querido Antonio:

Muy inteligente tu artículo en LNE de hoy sábado sobre la pretensión independentista catalana. Tal vez un poco light. Una vez te oí decir que para ser concejal de Oviedo había que haber leído antes "La Regenta", "Tigre Juan" y "Nosotros, los Rivero". Aprovechando la frase, viene a cuento recordar el estilo crítico del Padre maestro desde el Convento de San Vicente, nuestra referencia ovetense más ilustrada. Una reserva: no viene a cuento citar a Aznar en ese momento, puesto que es seguro que el expresidente, al menos en este punto, no es nada dudoso.

Un abrazo

CLH

Anónimo dijo...

Xabier sabaté, el nuevo presidente del grupo socialista ha propuesto en su discurso una nueva relación federal de cataluña con españa.
El problema es que el nuevo secretario, Pere Navarro, ha sustituido al frente del grupo a Joaquim Nadal y Miquel Iceta, hábiles y experimentados políticos, por nuevas caras mucho más discretas. Habría sido un buen debate, en este momento histórico, un debate Mas-Nadal.
Los socialistas, en cataluña y en el conjunto de españa, tienen un serio problema de personal.

d.

Anónimo dijo...

Querido Antonio:

Muchas gracias por tu columna sobre los ecos de la Diada, que he leido con mucho gusto y acuerdo. !Qué cruz tenemos con los nacionalismos¡

Recibe un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Antonio: En tu comentario sobre “la diada” dices que Franco impuso a La Vanguardia un director; pues ahora Mas ha impuesto un comisario político que ha transformado el periódico en un continuo panfleto separatista, Jordi Barcota creo que se llama. Y ten presente que los socialistas catalanes –incluido tu amigo Obiols- no irán contra CIU ni contra el separatismo. Se dejarán perder las elecciones de modo ruinoso porque su defensa del españolismo será inocuo. Creo que el PSOE debería acudir aparte y movilizar los barrios y pueblos que rodean Barcelona, porque hasta los descendiente de andaluces y extremeños se están dejando llevar por el catalanismo. No lo tomes a broma y, si te parece, dime tu opinión.Un abrazo, Manolo

Anónimo dijo...

Muy bien el artículo, Antonio. Es harto evidente que Mas quiere camuflar los problemas derivados de su pésima política, muy de acuerdo con la que lleva Rajoy a nivel de España. Hay que tener muy presente también que los catalanes protestan por la política de Rajoy, pero no hay que olvidar que CIU fue el único partido que apoyó recortes de Rajoy en el Parlamento

M

Anónimo dijo...

Amigo Antonio, tenemos ideas distintas al respecto.

A ver si algún día lo hablaremos.

Yo, socialista y catalán, sería soberanista, como la mayoría de los votantes socialistas de Cataluña.

Un abrazo



JLGM

Anónimo dijo...

Si señor. Así son las cosas.

F.C.

Anónimo dijo...

Lo más lamentable es cómo y cuántos ánimos consigue soliviantar.

Anónimo dijo...

Caro Masip,

¡A ver como acaba esta historia!



Un abrazo,
Emilio.

Anónimo dijo...

si quieres hacer algo por la unidad de España trata de influir para que el PSC se manifieste abiertamente en contra del separatismo, o porque el PSOE se establezca en Cataluña.

M.L

Anónimo dijo...

Tienes mucha razón amigo. Muchas gracias.
Un saludo.

J.M

Anónimo dijo...

mi opinión es la de álvarez junco e iñaki gabilondo, por muy equivocados y manipulados que estén, si realmente se quieren ir, se hace un referéndum y a ver qué sale.
en todo caso, la salida y posble reingreso megociado en la ue sería inevitable, y el referéndum lo tendría que convocar el gobierno y las cortes, porque son su competencia. el referéndum de escocia lo convoca el gobierno británico.
d.

Anónimo dijo...

En todo caso, si se leen la velada en benicarló o los cuadernos de la pobleta y de pedralbes de azaña, se ve su decepción por la insolidaridad del nacionalismo catalán, y también del vasco, con la República. Y ya no se refería a la lliga y la burguesía, sino a ERC, Companys y la pequeña burguesía que representaba, después de haber luchado por el encuentro con los catalanes ya desde las reuniones intelectuales de marzo de 1930, el Estatuto de 1932, por el que dio la cara en las Cortes (junto a un reticente PSOE), y después de la solidaridad de los republicanos españoles con la Generalitat en 1934, con la crisis de la ley de cultivos.
En realidad, los nacionalismos siempre han sido muy particularistas e interesados, y no han ayudado a las izquierdas ni a la democracia española mas cuando les ha convenido, sobre todo económicamente. En cuanto pueden, exigen y si no se les da, porque no se puede, entonces se encierran y se aislan. Es eso, lo que Ortega denominaba particularismo, que no se puede resolver sino sólo conllevar, en contra de lo que Azaña pensaba y deseaba.
d.

Anónimo dijo...

Querido Antonio: en mi artículo del martes pasado, en La Nueva España, titulado "Bromas aparte" hacía referencia a los aldeanos crasos y supinos que en la era de la globalización solicitan le independencia de territorios con tamaño de villas. Si tienes tiempo lo lees. Te va a gustar. Un abrazo. Alberto