jueves, 6 de septiembre de 2012

Carbón, mon amour



Mi buen amigo el sindicalista minero Victor Fernández, Victorón, saludó, desde la tribuna de Rodiezmo, la presencia de María Muñiz y mía, como europarlamentarios. Nos insistió en nombre de las cuencas a que siguiéramos apoyándolos pues la cosa "está muy jodida". Bien saben los compañeros que sus palabras de afecto nos llegan muy profundamente y que jamás las recibiríamos como Andrea Fabra hizo con su sádico desprecio sino todo lo contrario. Precisamente en este Dulce Jueves, que diría el título de Steinbeck, cuando confluye el BCE, la Cumbre Merkel-Rajoy y el también importante contacto de Rubalcaba en Bruselas, he colado el mensaje de Victorón, dirigiéndolo a la Comisión Europea.







Puede no ser el mejor día con tamaños problemas encima pero no habrá ningún día que no manifieste mi afecto parlamentario al carbón y a los trabajadores.







Ayer escuché la comparecencia del ministro Soria en las Cortes. Estuvo muy bien Antonio Trevín, incluso Gaspar Llamazares, en sus turnos, pero, el Ministro siempre intolerable, mentiroso y provocador, a lo que contribuyó también lamentablemente Ovidio Sánchez en su ánimo de confundir y traicionar a Asturias, ya que no de razonar y convencer

No hay comentarios: