martes, 7 de agosto de 2012

Intervención en Salave el pasado sábado


Un buen samaritano me trajo hasta vosotros, invitado por la Plataforma ORO NO.

Y, en principio, no dejó de asolarme algún dilema.

Se me invitaba a una marcha cuando la deambulación larga no me es posible y se trataba de decir bien alto NO a una mina en Asturias cuando he hecho parte medular de mi actividad parlamentaria la defensa del sector minero, trabajadores, empresarios, comarcas, asturianos, sector para el que no solo ha de evitarse el cierre en 2013, como parece sentenciar el gobierno Rajoy, sino que debe ir pujante y activo más allá del 2018.

Pero enseguida pensé que no había en mí nada de contradicción uniéndome a vosotros, sino, por el contrario pura coherencia, pues si no pude andar ni seguiros mucho en vuestra marcha en este paraje maravilloso, tengo, no obstante, mi voz para alzarla con vosotros en este acto y sí, soy, y no os quepa duda, muy partidario de la minería del siglo XXI, pero, amigos y ciudadanos, de la minería en las cuencas mineras, con el laboreo y en galerías y seguridad alcanzados, con una armónica y tradicional distribución del territorio, y pronto con la captura del Co2, jamás en este lugar con la técnica del lavado con cianuro y la depredación de toda la zona, ganadera, paisajística, o de una industria limpia que cuide el medio ambiente.

Medio ambiente...

Ahí entraría probablemente la competencia de la Unión Europea que hoy está tan en crisis, sin duda, pero que en materia de armonía en la competencia y en medioambiente puede tener competencias directas.

Me alegra que haya venido hoy el más cualificado representante regional de Izquierda Unida, Orviz, en sus nuevas funciones, acompañado de dos diputadas, y que se haya referido a que intervendrá el diputado europeo Willy Meyer, lo mismo que ha hecho el diputado regional Prendes que ha mencionado a Paco Sosa Wagner.

Me alegra, insisto, pues tanto Meyer como Sosa son dos buenos colegas y estoy seguro mantendremos en esto, como en otras muchas cuestiones, correcta y eficaz colaboración.

Y bien me alegro de la presencia y aportaciones técnicas de A.N.A., que, como ha dicho su representante, es una histórica asociación, en cuya fundación hace ya tantos años, intervine.

Tengo casa en el borde de este maravilloso Concejo de Tapia y bien he oído ya muchas cosas de cómo está actuando la empresa que quiere abrir en canal y envenenar esta zona paradisíaca. Unas veces con su rostro más agresivo, intentando corromper concejales, y ahí se ven hechos lacerantes, otras, mostrando piel de cordero haciéndose con asociaciones deportivas y aún quebrantando vuestras, nuestras, costumbres tradicionales con la fiebre del oro.

Ayer en la cadena dos de televisión española se decía que para la venturosa próxima llegada a Marte de un audaz aparato americano se había estudiado cómo de degradado había quedado un paisaje de Huelva, inservible, tras haber sido destrozado por una explotación que lo convirtió en el paraje más parecido a Marte.¿Cómo quieren dejarnos este suelo paradisiaco tapiego?¿Para qué experimento valdría en cuanto se extinga la actividad y la demagogia de que van a dar trabajo para no sé cuántos, durante escaso lapso de tiempo?

Han podido quizá con alguno, pero he visto firmes a otros ediles y muy destacadamente al Alcalde, que no es militante de mi partido pero al que he comparado sin ambages con un personaje de Ibsen en su resistencia moral. Estoy contigo, Alcalde y concejales que vais a resistir esta acometida, que será violenta a veces, u,  otras, llevadas con piel de cordero. En política, y yo desde luego estoy con la sana política desde que tenía dieciséis años, y he visto ya mucho, y si alguno se corrompe, otros no lo vamos a hacer ni tolerar.

Ayer estuve en otro solar que llenó mis días en el pasado, el Pinar de Salinas. ¿Alguien recuerda que hubo en Salinas un frondoso pinar junto a las dunas que se cargó una balsa de cadmio que sigue siendo un peligro y una amenaza? Lo he contado en algún libro y artículo, pero la Asturiana del Zinc optó por despreciar mi crítica y no entrar al trapo. Pero es mucho peor lo que aquí puede suceder, contaminación y seguridad en estudios de los que, como acaba de decirnos, un ingeniero cualificado, no nos podemos fiar y hay que evitar se consumen en actos irreversibles y temerarios.

Alguna voz espontánea de los caminantes he oído citaba Canadá. No, en absoluto, Canadá es un país mucho más serio y equilibrado aunque algunos promotores quieran aprovechar nichos de negocio e ingenuidad en otros países.

Os felicito por la marcha que no he podido hacer en su totalidad y sigo con mi idea, reafirmada aún si cabe, de que la minería del carbón ha de mantenerse en las cuencas mineras. Y que actos como el de hoy, querido Alcalde, sirvan para reafirmar y templar el espíritu cívico y democrático de todos vosotros. Gracias por vuestra invitación como vecino y como diputado europeo y más que con mi palabra me prestaría que termináramos con "Asturias, patria querida".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ved el blog de El Angel de Olavide

Anónimo dijo...

Querido Antonio: oportunas palabras en un momento delicado que la empresa quiere aprovechar; por ello pienso que, llegado el momento, tanto tú como Gaspar tenéis que comprometeros con la defensa del patrimonio natural del occidente asturiano ante el Parlamento Europeo. Ya sabes: "El pueblo unido..." Un fuerte abrazo. Alberto

ANTONIO MASIP dijo...

http://elangeldeolavide.blogspot.com/2012/08/la-fiebre-del-oro-en-tapia-de-casariego.html