martes, 14 de agosto de 2012

El enigma de los cipreses ignífugos


Está resultando un auténtico enigma que, en un bosque, entre Valencia y Castellón, devastado por un trágico incendio, han permanecido, verdes y sin arder, juntitos, casi mil cipreses.

Hay debate científico, de envergadura para terapias futuras.

La noticia me coincide con que, desde Tampa (Florida) mi gran amigo Joe Díaz me dice que está terminando "Los cipreses creen en Dios", la importante novela de José María Gironella a la que me he referido en alguna otra ocasión en este blog.

¿Habrá algo de la metáfora del título de Gironella?

En cualquier caso lo que los cipreses aguanten firmes es un enigma estival a la altura, o mucho más, de quién fabricó y cómo el claustro descubierto en Palamós. Ferrán Mascarell, el conseiller de Cultura de la Generalitat, da crédito a que se trata de una recreación del siglo XX; no parece tenerlo tan claro un experto de gran categoría, Peridis, famoso por su viñeta diaria; por cierto, este gran arquitecto, con el auxilio local de José Carlos F. Del Rey, está rehabilitando el magnífico castillo de Anleo, propiedad de la empresa asturiana Reny Picot.

No hay comentarios: