miércoles, 11 de julio de 2012

INTERVENCIÓN SOBRE INFORME KARIM DE AUDITORÍAS 10 Julio COMISIÓN JURI

Mis peores pronósticos sobre el mal uso posible de los nuevos estudios de impacto del Parlamento Europeo se han materializado en el que se entrega hoy junto con las nuevas propuestas del ponente Karim.


Curiosamente, existen, como dirían los estadísticos, una correlación, sino es una relación causal, entre estos dos documentos que deberían haberse realizado en la más pura independencia el uno del otro.

Del estudio de impacto del PE diré que se trata del mejor sueño británico hecho realidad. No es el sueño, aunque sea verano, de un ciudadano de Stanford Avon llamado Shakespeare, o de un tal Marlowe, pues ese sueño no era británico sino mitológico. Este sueño, digo, estudio de impacto se va a utilizar como un arma para impedir a la Comisión hacer lo que debe hacer, esto es, presentar propuestas. Es, además, una duplicación innecesaria de tareas, pues es un estudio de impacto sobre el estudio de impacto de la Comisión Europea, pero mucho peor hecho, pues no vemos ni un cuadro de cifras ni ningún estudio estadístico. Además, es un estudio con un claro sesgo político, con perlas tales como, cito, "LA EXISTENCIA DE ALTAS CUOTAS DE MERCADO NO ES UN PROBLEMA PER SE", un elogio de los monopolios en toda regla, contrario a lo que pretendían precisamente los padres de Europa, venerables aunque estemos en crisis. La frase coincide exactamente con la que escuchamos a un representante del Royal Bank of Scotland en los debates que precedieron la adjudicación de este informe.

El Parlamento Europeo es un órgano político que debe presentar propuestas políticas, pero no se debe dejar a una dirección general de la propia casa un "supuesto" estudio imparcial. Estudios como éste nos pueden conducir al abuso que viste de supuesta imparcialidad lo que son sus meras opciones políticas.

No hay comentarios: