jueves, 14 de junio de 2012

GIBRALTAR EN LA VENTANA

Aquellos cuyo despacho estrasburguense da al patio de la Tour, que Cercas llegó a calificar de Alcatraz, coincidiendo con la lucha de la jornada laboral, habréis visto en una ventana de la quinta planta la bandera de Gibraltar. Naturalmente es exhibida por un euroescéptico británico. Se llama Trevor y lo conocerá María Irigoyen de los debates sobre consumidores.

Ayer tarde estuve buscando una enseña española para plantificársela por encima. Jaime Medrano de Palacio tenía una para el seguimiento de la Eurocopa pero se la había prestado a Sergio, que, a su vez, la dejó en Bruselas. Juan Fernández Carnicer lleva consigo siempre la de Asturias pero me pareció fuerte que nos ridiculizara la prensa local ovetense por fomentar el grupo del exconcejal del PP, Ismael Rey, que pretende permutar con el UK "Gijón por Gibraltar".

Por fin la idea me la dio Luis Yáñez: una enseña andaluza sería pintiparada. La conseguí en papel que, desde luego, carece de la consistencia de la flag de Trevor. Con todo, en la sexta, justito encima, en el antiguo despacho del irlandés Crowley al que no veo desde ha mucho, pero que estaba abierto de par en par, abrí el ventanal y dejé que la enseña de Blas Infante cayera sobre la provocadora de una parte andaluza y española, momentáneamente escindida.

Os adjunto la foto que hicimos desde enfrente que no resalta todo el esfuerzo y menos aún el sentimiento liberalizador.

Esta mañana ya habían quitado el rastro verdiblanco pero no deja de satisfacerme imaginar que estuvo ahí más de doce horas

No hay comentarios: