jueves, 31 de mayo de 2012

VOTO SOBRE ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement)

Intervine en la Comisión JURI del Parlamento antes del voto, a favor de ACTA:

Soy consciente de que mi grupo europeo se ha posicionado en contra de Acta.

También, mucho más, que los diputados hemos de ser consecuentes.

Y lo digo porque son las cinco menos veinte de la tarde y a las cinco en punto, como diría el verso de Federico García Lorca sobre el inicio de las corridas de toros, en una caseta de la Feria del Libro de Madrid, estará apareciendo a la luz un libro que escribimos conjuntamente mi colaborador parlamentario Pablo Sánchez la Chica y yo, en que defendemos ACTA, de forma incidental contra todas las tegiversaciones,defendemos a los autores y, con independencia de las diferencias que en esta Comisión JURI hemos mantenido muchas veces con la Sra. Gallo, del Partido Populsar europeo, le reconocemos su coraje en la defensa de autores y creadores.

Es un momento clave de esa defensa de la creación europea. Hay que tener gestos con los autores.

No cabe, en mi concepción parlamentaria,estar diciendo una cosa en Madrid y otra, contraria, en Bruselas. Pablo y yo, en nuestro pequeño libro, dedicamos uno de los capítulos-de cuatro, es decir el veinticinco por ciento de nuestro libro-a los derechos de autor y al futuro del mercado digital.

De sobra sé que ACTA no debería de reducirse a un mero sí o un simple no, que además está pendiente absurdamente de dictamen del Tribunal de Justicia.

Si en mi mano estuviera pospondría esta votación.

Tampoco puedo obviar que tengo profundos afectos no solo por el Partido Socialista europeo,q ue se ha pronunciado, del que soy miembro activo, sino por los compañeros concretos que me han precedido: Berlinguer,a l que profeso admiración constante, Geringuer y Castex, que no ha hablado pero de la que conozco su convicción y sus opiniones.

Afecto y normal compenetración igualmente con el ponente David Martin, que antes de mi accidente cerebral, fue durante años mi compañero de escaño en el Hemiciclo y con el que suelo coincidir.

Tengo que decir,que no solo he defendido el voto afirmativo a Acta, como algunos compañeros socialistas también,en el seno de nuestro grupo sino debo hacerlo aquí, ya sea con un expreso sí, o abstención hasta el pleno, pues mi voto es claro, estoy con los creadores, que son víctimas en estos momentos de una mala y perversa utilización de la globalidad.

No solo por los puestos de trabajo, que decía Luigi,que también, sino por garantizar la creación europea, su necesidad de protección imprescindible, aunque haya defectos en el procedimiento.

Se nos pide un maniqueo sí o no, y yo lo digo, con Pablo, en el libro, es un sí; un sí evidente.

Me duele discrepar de mi grupo de forma tan clara, no a un artículo de una directiva sino en un completo informe, en el informe Gallo como tal.

He tenido antes otra discrepancia radical reciente con mi grupo. Ha sido, repito, relativamente reciente ,lo recordareis, y la sigo manteniendo. Lo hice en defensa de mi lengua, la lengua de Cervantes, la de quinientos casi millones de ciudadanos del ancho mundo, atacada de forma intolerable en el caso de las Patentes.

Otras veces, como en la llamada "Directiva de la vergüenza" sobre la retención dieciocho meses no he votado, pero ahora que tanta campaña hay contra ACTA, he de decir claro, y aquí, como titular de esta Comisión, lo que pienso, sin esconderme, pues es donde me corresponde, máxime siendo el único español que asiste esta tarde a esta Comisión.

Mi cargo electo me obliga a hacerlo y a no eludirlo, para decir que estoy con los gobiernos firmantes, con la Comisión Europea, que lo ha negociado. Tendrá defectos y su trasposición no será sino lenta y compleja, pero tiene que haber de la parte política, de los representantes políticos, voces que se alcen en favor de los autores y creadores, sin tapujos, sin mixtificaciones.

Habrá que evitar, sin duda,a usuarios de buena fe, pero hay que defender a los creadores de quienes les usurpan su producto intelectual y se aprovechan de la libre creación, que es lo más genuino que tenemos en Europa.

Estoy pues con los creadores y con el informe Gallo sobre ACTA, frente a tanta demagogia.

La protección de los autores, víctimas hoy,es el camino.Y si no sale adelante, sigamos, no obstante, con las ideas claras en favor de la creación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Antonio,

Una vez más, admiro tu compromiso más allá de las disciplinas de partido que a todos nos ha tocado acatar, en ocasiones a regañadientes.
Te agradezco la defensa que realizas, desde tu responsabilidad institucional, del papel crucial de juegan, especialmente en estos momentos críticos, la creación y la propiedad intelectual. Sin seguridad jurídica que respalde a los creadores ¿cómo esperamos crear riqueza en el sector de las industrias culturales?.

Anónimo dijo...

Adela te,compa