jueves, 23 de febrero de 2012

Libros cargados de futuro


Confieso que me ha emocionado el gesto de los estudiantes valencianos, y muchos de sus padres, de manifestarse con libros en sus manos como únicas armas contra la inaudita violencia de una policía empujada por quien les tacha simplemente, y en sus propias palabras, de " enemigos".¡Menudo lapsus!, con que quiso atenuar un Ministro que se rectifica así mismo varias veces ante el temor que los partidarios de ¡mayor dureza aún! le consideren "cobarde" u otra lindeza del nuevo lenguaje que acapara,sin rumbo,Rosa Díez-¡qué pena, penita,pena!-o un sindicato policial.

Recuerdo a Daniel Cohn Bendit, hoy colega parlamentario en Brubru, cuando en Febrero -o Marzo- de 1968 le preguntó a Alain Peyrifitte, Ministro gaullista de Educación, por las piscinas de Nanterre.El Ministro le respondió de forma prepotente y despectiva algo así como que tratándose de un "pelirrojo" "las piscinas le vendrían muy bien para superar sus desarreglos somáticos".Dany, con el mismo aplomo que es hoy un diputado muy brillante, le respondió "Es una contestación fascista".

Yo ya había participado en muchas manifestaciones estudiantiles, que me repican aún el alma con lo que está ocurriendo en Valencia, donde piden calefación y que,en una autonomía que pomueve aeropuertos sin aviones, que no recorten en educación pública.

Vicente Aleixandre hablaba de "Espadas como labios", Gabriel Celaya de "Poesía, cargada de futuro", los estudiantes valencianos de su confianza pacífica en los libros.¡Mil veces malditos quienes se posicionen como enemigos de sus vidas,de sus libros,de su libertad...!

No hay comentarios: