viernes, 16 de diciembre de 2011

A ESTE LADO DE LA CUMBRE

Sigo los efectos de la Cumbre por antonomasia. Sin embargo, fui parco pronunciándome. Preferí escuchar antes, en la sesión plenaria, a Van Rompuy y Barroso, a Cameron, en los Comunes, y la posición española pues hay gobierno electo, en el  que quizá Íñigo Méndez de Vigo, sea Secretario de Estado.
 
Produce animadversión la actitud del Reino Unido que preocupa, no tanto porque algún día tenía que romper razonablemente sino porque el Directorio Merkozy ni me entusiasma ni estabiliza senda de crecimiento. Es más, al unirnos todos contra las perversas pretensiones del negocio de la City, se aprovecha de ladillo para posponer los eurobonos de emisión conjunta que den brotes verdes. Sin crecimiento no habrá salida de la atonía económica y del aterrador paro. En mi antigua trayectoria (Gobierno asturiano, Consejo de Cajastur, Ayuntamiento...) no soy sospechoso de cuestionar la  austeridad y el rigor contable,  consagrado ya en la Constitución y sancionado por la Cumbre, lo que aplaudo, pero temo que hay que implementarlo. O se encuentran estímulos, simultáneos, a esos rigores, o seguiremos fracasando.
 
El debate parlamentario ha revelado algo que no había aflorado desde la guerra en Irlanda del Norte: el Reino Unido no está tan unido. Cameron calcula mal siguiendo a la parte antieuropea, sin duda mayoritaria hogaño, en su partido. El ninguneo de liberales, laboristas e independentistas escoceses, a medio plazo no será gratis al inquilino de Downing Street.
 
Alarmante, en el dominó europeo, que le tosan: "tanto como se distancia Londres de Bruselas, se separará Edimburgo de la City","El Reino Unido pierde lo que ganó hace doscientos años en Waterloo" o esta otra "si no quieren el euro, Escocia sí y se unirá a la moneda comunitaria en el futuro que Cameron no contempla". 
 
En mi último libro me declaro lector del novelista inglés de moda, Ian McEwan. Uno de sus personajes se manifestaba contrario a la postura del líder conservador McMillan, en los años cincuenta, y su acercamiento al siniestro Club que se estaba constituyendo en Europa. Pronto, quizá, recapacitarán sobre el tradicional aliado americano, que busca más las capitales asiáticas, y que el aislamiento es la peor postura de cualquier comerciante.
 
Ya nada ha de ser igual. Para Joseph Daul, portavoz del PPE, se ha de suprimir el famoso cheque británico de la Sra. Thatcher, por el que Gran Bretaña recupera sus gastos, o, como piden los mandatarios socialistas, el horario laboral limitado y otros progresos sociales no son ya negociables.
 
Quiero llamar la atención sobre el intento hispano -imagino consenso PSOE/PP- de  intentar que el veto unilateral que aún se permite a Francia, Alemania e Italia se pretendía para nuestro país. Es una estrategia que hemos de corregir en vía parlamentaria pues nada de vetos de un solo estado miembro, que quiebra el principio comunitario y es, a la larga, lo que buscaba Gran Bretaña.
 
La Cumbre da a dos aguas, hay que encauzarlas.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

nuestra doble felicitación por tu perspicaz análisis expuesto en el articulo publicado hoy en LNE y para desearte una feliz navidad LD y FL

Anónimo dijo...

Parece razonable, Antonio.BENJAMIN

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho. Un abrazo.GG

Anónimo dijo...

un saludo,maestro.Pedro

Anónimo dijo...

las apelaciones de la canciller alemana, Angela Merkel, a la importancia de Reino Unido para la UE se interpretan en Bruselas como una señal más de que tampoco da por hecho el divorcio británico y lucha por que la desafección sea solo temporal. Fuentes comunitarias consideran que la situación de aislamiento de Londres no durará más de un año, en la confianza de que asuman que la soledad acabaría siendo una mala opción, también para su poderosa industria financiera(ELPAIS-18 Dic)

Anónimo dijo...

las apelaciones de la canciller alemana, Angela Merkel, a la importancia de Reino Unido para la UE se interpretan en Bruselas como una señal más de que tampoco da por hecho el divorcio británico y lucha por que la desafección sea solo temporal. Fuentes comunitarias consideran que la situación de aislamiento de Londres no durará más de un año, en la confianza de que asuman que la soledad acabaría siendo una mala opción, también para su poderosa industria financiera(ELPAIS-18 Dic)

Anónimo dijo...

buen comentario.emilio

Anónimo dijo...

PUES CLARO QUE QUEREMOS DERECHO DE VETO , PERO SI NO LO QUIERES PARA NADIE DEBES BAJAR LA MAYORIA DE 90 A 70 %, POR AHORA ELLOS LO TIENEN Y NOSOTROS NO

Anónimo dijo...

Te lei y quiza influenciado por la vida en este otro lado del Atlantico no estoy de acuerdo con nada del problema europeo.No sabeis lo q estais haciendo y no teneis solucion.
Ningun pais sus ciudadanos tienen q cubrir el inoperante gasto de tres gobiernos.En el caso de España,el gobierno de Madrid,sus autonomías y la monstruosidad del gasto europeo.En este lado se considera a Europa la desgracia del mundo.Todos esos gastos los soporta el trabajador y causa de 5 millones de parados.
-Empezó la I Guerra con millones de muertos,la II con el doble y Europa permitió en los BAlcanes eliminación de etnias completas.
De 27 paises q quieren hacer uno solo q no se pueden ver,que solo quieren competir con Estados Unidos.El mantenimiento del euro solo beneficia a quien vende mucha tecnología a Alemania y los demás sois sirvientes.YA Francia toca fondo.Sin embargo,tú y yo seguimos siendo amigos(tú europeo y yo americano-español9y así seguiremos por muchos años.Aurelio