miércoles, 2 de noviembre de 2011

Presentación "Con Vistas al Naranco"

Con Luis Sepúlveda y Marta Magadán en la presentación de mi último libro, "Con Vistas al Naranco", el pasado sábado, 29 de octubre, en el Hotel Regente de Oviedo.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Antonio:
Ayer estuve en la presentación de tu libro "Con vistas al Naranco". Escuché desde atrás las intervenciones, por momentos emocionantes, y me marché sin despedirme, en el entendimiento de que sería difícil felicitarte, dada la cantidad de gente que había. Pero espero que haya sido, como me imagino, un magnífico día. Por mi parte, en cuanto cumpla con algunos compromisos pendientes (un par de artículos que tengo que entregar, que ya vence el plazo), disfrutaré con la lectura de tu libro. Un abrazo,
Benjamín

Anónimo dijo...

Antonio, muy entrañable la presentación de tu libro. El pasado sábado fuiste después del acto devorado por el tumulto y mi mujer y yo teníamos un compromiso con una de nietastras hijas que nos obligo a marchar pronto, de modo que no te pudimos saludarte personalmente. Estuvo en el acto Carlos Suarez y la mujer; teníamos mi mujer y yo mucho interes en saludarlo, cosa que no tuvimos oportunidad de hacer. Un abrazo

Anónimo dijo...

Asistí con puntualidad parlamentaria a la obertura «Con vistas al Naranco» y me fui puntualmente al terminar, no como los presentadores: uno se abrió antes de tiempo, el otro nunca llegó. Comparecieron la editora, Marta Magadán, y el autor, Masip, que salvo una exageración piadosa sobre sus libros de cabecera, y más allá de su honor y pundonor, impartió una clase magistral de pasión por la literatura. De hecho, sentenció que si había en Oviedo algún concejal que no hubiera leído a Clarín, a Pérez de Ayala y a Dolores Medio debería dimitir; se referiría a que debería dimitir el concejal, no Masip, pues supongo que cuando él fue alcalde todos sus ediles habían superado esa condición sine qua non. Contento abandoné el Regente, persuadido de que todavía puedo ser concejal, y gobernador de Europa, ya que, con la ayuda de Salinas y de Berges, también he leído a todo Proust

Anónimo dijo...

Además de esa obligación de leer a esos tres autores,que me parece imprescindible como dijiste, también la obligación de visitar el archivo Municipal donde los concejales lo encontrarían todo,absolutamente todo lo que parecen no saber del pasado.EC

Anónimo dijo...

Hoy recibí a las 12 tu libro. A las 2(me lo leí de un jalón),
yo ya era naranquista y había gozado, a través de tu
vida, la visión que de el Naranco han tenido tantas per-
sonas, ilustres y queridas para ti.
El recordar al viejo Trascorrales, el chiquito, hasta el
parque de Pura Tomás,el giro alrededor del Naranco
donde haces girar la vida de nuestra generación, de-
muestran una sensibilidad y un estilo de escribir que
yo disfruté.
Lo relativo a tu proceso personal, lo aprendí y
lo trasmito en mi artículo de El Comercio.
Un abrazo fraternal, Antonio, y mi enhorabuena

Anónimo dijo...

precioso lo que has escrito del Naranco.CV

Anónimo dijo...

Estoy leyendo tu libro y me está fascinando. La verdad que pocos libros leo que no sean técnicos pero este me está enganchando, es más , creo que me está enganchando hasta la literatura, cosa que creía bastante difícil en un hombre como yo de ciencias puras. Como dijiste en la presentación " el político que no leyera, La Regenta, El Quijote,..etc, debía dimitir de inmediato" yo dimité conmigo mismo en ese instante, porque he de reconocer que no los leí al completo, pero despues de escucharte hablar te prometo que volveré a la "reválida". En cuanto al tema del voto a la educación, he de confesarte, pienso que hay bastante demagogia con el tema, ya que la mayoría de ellos estudiaron en cologios de élite, incluso sus hijos van a colegios de élite, así que no me convence el debate de la educación de un lado o del otro, porque todos dicen una cosa pero ninguno predica con el ejemplo.

Anónimo dijo...

Vaya grata sorpresa:mi nuera nos ha traido tu libro dedicado!aBRAZOS.LUIS YAÑEZ