miércoles, 12 de octubre de 2011

NUEVA AUDICIÓN SOBRE LA PATENTE UNITARIA EUROPEA

La Comisión JURI invitó a una serie de expertos sobre la patente unitaria.

El primero, jefe de EPO (Oficina Europea de Patentes), Benoît Battistelli, que lejos de limitarse a relatar la experiencia para lo que había sido llamado se metió en una farragosa defensa del nuevo procedimiento sin ser experto en derecho procesal comunitario, lo que hube de afearle públicamente. Los demás sí expusieron asuntos de los que sabían, dejando entrever, no obstante, los muchos flecos y riesgos de la propuesta jurisdiccional de cooperación reforzada y los pegotes que se van añadiendo. Como quiera que en varios momentos se recurrió a celebradas metáforas sobre cirujanos y enfermedades sanitarias, me permití llevar el razonamiento hasta el límite:

"En conclusión, se pretende obtener un niño probeta sin intervención alguna de madre ni padre alguno, pues siendo de la competencia y la jurisdicción de unos padres naturales de la Unión Europea se quiere fabricarlo fuera, mientras que la competencia y la jurisdicción siguen dentro. Puede ocurrir que salga un engendro que luego, el mismo representante de los empresarios que ha intervenido animando el experimento nos reproche que no es suyo, que no lo quiere y que, además, ha sido muy caro ¿Por qué no optar por no expulsar a Italia y a España, mantener la competencia y la jurisdicción, reducir los costes idiomáticos y no seguir desnaturalizándolo todo? En cualquier caso yo opto por un bebé dentro de la UE viable y auténtico, una patente europea comme il faut."

No hay comentarios: