martes, 27 de septiembre de 2011

Entrevista El Comercio 25 de septiembre de 2011

«Tuve que aprender a andar y ordenar todos mis recuerdos desde cero», rememora Antonio Masip

Llegó a tener reconocida una minusvalía del 86%. Un ictus, el segundo, dejó al exalcalde de Oviedo, Antonio Masip, casi postrado a la edad de 59 años. «Tuve que aprender a andar otra vez y ordenar mis recuerdos desde cero», rememora este europarlamentario al que los médicos daban prácticamente por irrecuperable cuando en octubre de 2006 sufrió su segundo accidente cerebrovascular.

Pero Masip no se dio por vencido y al ritmo del 'María', de Ricky Martin, «me empeñé en dar un pasito pa'lante», detalla. No fue fácil. «Un infierno», confiesa, pero «un infierno que valió la pena». En la noche del 10 de octubre de 2006, Masip llegó al Hospital Central paralizado de medio cuerpo. «Sólo movía el dedo índice de la mano izquierda». El camino a partir de entonces fue largo y cuesta arriba. Muchos afectados de ictus no consiguen recuperarse de las secuelas. Pero el primer día que Masip logró ponerse de pie «lloré sin parar». El político socialista, de 65 años, no escatima detalles y sentimientos de lo vivido. Como cuando confiesa la cantidad de veces que cayó, una de ellas en el Parlamento Europeo mientras estaba en posesión de la palabra. «Seguí hablando desde el suelo», afirma entre risas.

La enfermedad lo ha vuelto mucho más cercano y permeable. Tanto, que el 29 de octubre, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de Ictus, presentará en Oviedo su nuevo libro 'Con vistas al Naranco', donde relata cómo se enfrentó y logró salir del ictus. Porque en la actualidad, Masip realiza una vida «casi normal». Mantiene su actividad parlamentaria en Bruselas y Estrasburgo. «En los sitios habituales me manejo bien, pero en los nuevos me da como vértigo», relata. Eloína, su esposa, médica de profesión, es su principal puntal. Las nuevas tecnologías ayudan a Masip a mantenerse conectado y a «hacer muchas cosas desde casa». Sigue utilizando muletas, pero ha recuperado mucha de la movilidad perdida. A quienes estén como él estuvo hace unos años sólo les aconseja una cosa: «que no se rindan». También «tener en cuenta los avisos. Yo no hice caso al primer ictus y así me fue».

12 comentarios:

Anónimo dijo...

me emocioné por que no sabía el origen.
Un abrazo cariñoso.
Rafael

Anónimo dijo...

La verdad es que como tu hay muy pocos Antonio, eres mundial y tienes
un teson y una fuerza de voluntad increibles,y no digamos el humor que
te caracteriza y el cariño que demuestras a tus amigos. que Dios te lo
conserve toda la vida y que èsta sea muy larga, ya que personas como
tu no deberian faltar nunca, un fuertisimo abrazo de tu amigo Joaquin.

Anónimo dijo...

Nos encanta, está muy bien escrito con mucho sentimiento, y muy interesante

Anónimo dijo...

muy bonito, pero mientes más que hablas, papá!!!!! "Tener en cuenta los avisos"!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Comentario anónimo que me hace un lector en El Comercio Digital el mismo domingo:
Intolerable que siga viviendo en política además sin pisar Bruselas

Anónimo dijo...

Antonio, creo que era Arthur Schopenhauer quien entendía que el sustrato de todos los fenómenos y de la naturaleza toda esta en el interior nuestro como “voluntad”, que existe impedientemente de la razón. Creo que tu asombrosa lucha, solo se puede mantener partiendo de la conciencia que has tenido , y tienes, de la “voluntad” como motor último del espíritu humano; solo así se puede explicar que hayas podido someter a la enfermedad. Antonio son pocos, y escogidos, los humanos que captan el poder de la voluntad, y además tienen la valentía de atravesar sin más armas que la “voluntad” el “infierno” del dolor, como tu has hecho.- Un abrazo.-
Faustino

Anónimo dijo...

Piropo exacto que me dedica el amable lector de El Comercio:Esti ye el representante socialista en Bruselas, no sabe que existe la jubilacion!, lleva años sin aparecer por alli, pero pa cobrar si estira la mano.Buen representante.Pobre Asturias.

Anónimo dijo...

¡Bravo, Antonio! Genio y figura hasta la vida misma que llevas como un auténtico Jabato.


Espero tu invitación para la presentación del libro. A ver si me puedo dar una escapada hasta tu pueblo. Muchos besos


María

Anónimo dijo...

OLE ,ese es mi Cocoliso !
Besin de tu prima Joselin
MB

Anónimo dijo...

Muy entrañable y auténtico. Emociona leerlo, especialmente porque sabes el alcance real de todo lo que dice el artículo.

Un millón de felicitaciones por tu coraje.

Anónimo dijo...

Cuerpo del mensajeEntrañable artículo, Antonio. Me alegro, y me alegro más porque no te rindas.Benjamín

Anónimo dijo...

Querido Antonio:acabo de leer el anuncio de la presentacion de tu libro en la N.España internet, a la que no podré asistir.
Eres una artista! artista es para mí aquél que puede trasformar en un objeto-véase un libro-el dolor y el horror de haberse acercado a esa indefensión absoluta en que nos coloca el peligro real de muerte. Besitos...estoy deseando leer y a traves de él guardar algo de ese Naranco que me temo veré cada vez menos. Cris