lunes, 26 de septiembre de 2011

En la costa sarda

La aprobación de mi informe, en el Pleno de Estrasburgo, sobre la política europea de auditorías está teniendo cierta repercusión en ambientes técnicos y profesionales. Así participé en la asamblea de ecoDa (Confederación Europea de Administradores y Directores) y el "Consiglio Nazionale dei Dottori Commercialisti e Degli Esperti Contabili" me invitó a intervenir ante su Convención Anual en Cagliari la semana pasada.

Con estos amigos italianos pasé, pues, una horas muy valiosas escuchándoles desgranar aspectos de gran interés para el futuro del sector; no en vano, lo mismo que la Comisión Europea, suscribo que las experiencias y la masa crítica que se está desarrollando en Francia e Italia van a ser aleccionadoras para los nuevos instrumentos comunitarios, en los que hay, en palabras del Comisario Barnier, que superar la inercia del status quo y el monopolio: "...en España hay una sola empresa, que acapara el 58% de la facturación y aún más en el sector financiero (se refiere a Deloitte) y en Alemania, donde prácticamente hay duopolio (KPMG y PriceWaterhouseCoopers)".

El Presidente de la Convención, Claudio Siciliotti, defendió con vehemencia la imprescindible limitación de la responsabilidad del auditor, sobre la que sin duda hemos de debatir pronto en el foro comunitario; Luchiano Berze, Mario Turturici, Giorgio Orrú,... profesionales de primera que ya me habían visitado en Bruselas, hablaron de los aspectos de la implantación de las normas NIAs (Normas Internacionales de Auditoría) sobre las que también intervino un experto canadiense Phil Cowpertwaite, de Toronto. De forma especial me ha interesado conocer de primera mano cómo veían mis anfitriones la posibilidad de vencer el lacerante oligopolio de las llamadas "Big four" (Cuatro Grandes) con la rotación obligatoria de firmas, como se hace en Italia y algún otro país, o/y la llamada join audit (auditorías conjuntas de dos firmas), implantada en Francia.

En fin, seguiré en contacto con estos activos amigos a la espera del proyecto de directiva articulada que el comisario me ha prometido para noviembre, en cuya redacción juega un papel trascendente Nathalie de Balsaldúa, antigua alumna de mi querida Universidad de Deusto.

¡Qué diferencia de actitud abierta, colaboradora, profunda y seria de actores de esta calidad y compromiso frente a alguno, que espero excepción, que con su prepotencia lanza exabruptos contra quien osa discrepar o pone en cuestión su oligopolio! Todo hay que decirlo, sin embargo: en las "Big four" también hay quien se comporta de forma rigurosa y solvente, sin los caprichitos d'enfant gâté, que dicen aquí en Bruselas.

No puedo cerrar esta croniquilla desde la costa sarda sin señalar la emoción carbayona que me supuso encontrar que mi Hotel, en un lugar tan poco frecuentado por españoles, estaba dirigido por una joven ovetense, de un dinamismo y una eficacia esplendorosos, María Rodríguez, "de Pumarín, junto a la Facultad de Humanidades del Milán".
www.antoniomasip.net

1 comentario:

Anónimo dijo...

Apreciado Antonio,



Gracias por la e-mail.



He apreciado mucho el interés y la atención que has demostrado por la situación de la auditoría en Italia.



Como sin duda entendiste, actualmente, en nuestro país, la actividad de auditoría ve la presencia de una parte de profesionales que se están acercando a esta especialización y una parte, más reducida, de profesionales que operan ya desde hace muchos años con una dedicación exclusiva a la actividad de auditoría.



Es entonces evidente el interés de estos últimos, principalmente operantes en sociedades de auditoría de varias dimensiones, en un desarrollo futuro de una auditoría de alta calidad.

Assirevi constituida en 1980, agrupa sociedades de auditoría de dimensión diferente (4 grandes y 10 de media y pequeña dimensión) con un total de 6000 profesionales que desarrollan la auditoría del 90% del mercado de las cotizadas, y una parte muy reducida del de las no cotizadas, tiene el objetivo de hacer estudios y producir documentos que, conciliando las necesidades de las asociadas más grandes con aquellas de más reducida dimensión, ayuden a la creación y mantenimiento de la calidad real de la actividad profesional.



Hemos participado en las importantes consultas europeas (sobre auditoría y sobre governance), y nosotros estaríamos contentos de poderte mostrar, si y como tú lo creas oportuno, el punto de vista de una parte de la profesión nacional, numéricamente inferior, pero ciertamente con una experiencia considerable en el sector de la auditoría, en particular para aquellos aspectos innovadores que parecen preocupar una parte del mercado debido a las incertidumbres relacionadas con una relación justa entre los costes de la innovación y el beneficio de la misma.



Te pido perdón por el nivel de este español “no excelente” que es el máximo que mi secretaría ha podido hacer porque, desafortunadamente, yo no hablo español.







Con los mejores saludos.



Mario Boella