viernes, 1 de julio de 2011

BESTEIRO EN EL CAMPO SAN FRANCISCO


Publicado en el Boletín de la Fundación Emilio Barbón.


Al inolvidable Cándido García Riesgo, forjador del “Espíritu del Naranco”, entusiasta de Besteiro

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de León, antiguo Defensor del Común de Castilla-León, Manuel B. García Álvarez me facilita la fotografía inédita de Julián Besteiro que se publica adjunta. Entiendo que es un importante documento histórico, de no menor importancia ovetensista, y aún asturianista: Besteiro posa ante la llamada Fuente de las Ranas del Campo San Francisco.

ORIGEN

La foto original es propiedad del Profesor García Álvarez a la muerte de sus abuelos, Manuel Álvarez Marina y Genoveva Noriega, propietarios de “Casa Noriega”, entrañable establecimiento que estuvo abierto, entre 1923 y 1971, en los bajos del Palacio de Valdecarzana, en la actual Plaza de la Catedral. Por lo que Manolo supo de los suyos, el dirigente socialista Ramón González Peña, poco antes de la revolución del 34, pidió a su abuelo que le guardara algunos libros entre ellos Los Episodios Nacionales de Pérez Galdós, donde estaba la foto concretamente en el Episodio.

CASA NORIEGA

Conocí bien el lugar donde se reunían varias tertulias en mis tiempos universitarios, en los sesenta del pasado siglo, especialmente la de Don Juan Uría Ríu, vecino de la calle del Águila, entre cuyos conspicuos recuerdo a Joaquín Manzanares, Tolívar Faes, Meana, Cueto Guisáosla, la de abogados (Justo de Diego, Agapito Melchor, Jaime Valdés Hevia...) Mi padre, el Alcalde Valentín Masip, invitaba, a finales de los cincuenta, a un caldo al Arzobispo y al Cabildo tras la procesión de Ramos, tradición que mantienen, en otros establecimientos, las Corporaciones municipales ovetenses tras el cierre de Casa Noriega.

Ese espíritu amplio de tertulias diversas es el que debía predominar en los años veinte y treinta, en los que eran habituales los líderes de la minería astur Ramón González Peña y Belarmino Tomás, y supongo, Teodomiro Menéndez, cuya peña se sentaba próxima a otra de canónigos sin problema mayor. González Peña, que había sido Presidente de la Diputación, gastaba amistad con Manuel Álvarez que tenía a gala su acendrado carlismo (su habitación, en el piso de arriba, estaba presidida por el retrato del pretendiente Don Carlos VII). Álvarez Marina siempre hablaba a su nieto con respeto hacia sus antiguos clientes socialistas. El carácter ilustrado del establecimiento lo daba también el que tuvieran allí mismo la Enciclopedia Espasa.

En los sótanos de Casa Noriega, muy próxima entonces al Gobierno Civil, se refugiaron durante los sucesos de Octubre Manuel y Genoveva; con ellos estaban lo enseres de González Peña, que pasa por el Jefe de aquella mini revolución. En la bodega había un cuadro de la Virgen de Covadonga y un dibujo de Leopoldo Alas, Clarín. Establecimiento de contrastes, Casa Noriega, pese al discreto entusiasmo tradicionalista de su propietario, tenía fama gastronómica por “El Desarme”, conmemoración liberal de una batalla que no se dio contra los carlistas.

Peña, tras ser condenado a muerte, salió de la cárcel, elegido diputado por Huelva, en Febrero de 1936 pero no pasó luego por Casa Noriega a recoger sus pertenencias. Después vino la guerra, a cuyo término, fue Ministro de Justicia, del Gobierno Negrín, exilándose en México donde falleció en 195 .

El actual Palacio de Valdecarzana abriga la Audiencia Provincial. En el lugar donde estaba Casa Noriega fue muchos años la Biblioteca del Colegio de Abogados y se corresponde con el Casino de Vetusta y de Lancia en “La Regenta”, de Leopoldo Alas y en “El Maestrante”, de Palacio Valdés.

BESTEIRO EN OVIEDO

En EL SOCIALISTA de 30 de Septiembre 1948, Andrés Saborit escribe en primera plana a tres columnas un artículo que titula “JULIÁN BESTEIRO. SU DISCURSO EN OVIEDO EN HONOR DE PABLO IGLESIAS” en cuyo segundo párrafo escribe:”Fue el primer domingo de noviembre de 1926 en el Teatro Campoamor ovetense. Presidió José María Suárez…”

Besteiro era Presidente Federal del PSOE. El acto estaba organizado por la Agrupación Socialista de Oviedo con asistencia de todas las Agrupaciones asturianas, que colocaron vistosamente sus banderas y gallardetes en el Teatro.

Saborit como le sucedió muchas veces como autor memorialista se confunde en la precisión de la fecha. No fue en noviembre sino el domingo 28 de Febrero; sí, en efecto, de 1926 y bajo la presidencia de Suárez.

Besteiro había llegado en el rápido el día anterior. A la Estación, según La Voz de Asturias, habían ido a esperarle los catedráticos Lamarusa (sic) y Pimentel (¿Antonio Pérez Pimentel?) y varios estudiantes de la Facultad de Derecho.

El acto habría comenzado a las diez y media terminando a las doce y media según la prensa del martes 1 de Marzo. Es fácil deducir que Besteiro se hizo luego acompañar al Campo de San Francisco donde sus compañeros le habrán pedido la foto en lugar tan emblemático de la ciudad.

El día fue nuboso pero no llovió hasta la tarde lo que coincidiría con el paseo dominical que dieron tras la conferencia.

El sabio ovetense Don Pedro Caravia Hevia, que había sido alumno de Besteiro en la Universidad Central de Madrid, sostenía que Don Julián, al que admiraba, aunque se declaraba marxista “era, en realidad, un gentleman más bien kantiano”.

FUENTE DE LAS RANAS

Se llama desde siempre “Fuente de las ranas” por sus cuatro surtidores en forma de rana.

La parada de una personalidad tan exquisita y culta precisamente ante la Fuente de las ranas no debió ser casual. El filósofo conocería, o le harían conocer, la inspiración de su ornato en la Fuente de Letona de Versalles y en la historia mitológica de Leto, madre de Apolo:”figuras humanas que se van convirtiendo en batracios hasta quedar mudados en ranas”.

En el cercano quiosco del Bombé pudo sonar en esos momentos la música de la banda habitual.

ALGUNOS DETALLES DE LA IMAGEN

Con la resolución de la fotografía no se puede apreciar con seguridad si como parece la floresta de los árboles es perenne, que de ser caduca facilitaría corroborar el periodo del año en que fue tomada. Por otra parte, y también según las fuentes hemerográficas (El Comercio, ) la primavera se había adelantado un tanto ese 1926 asturiano.

Besteiro tiene su boina habitual en la mano izquierda que debió quitarse para posar.

El corte de pelo no coincide con las más conocidas fotos del pensador, de cabellos algo rizados elegantemente caídos sobre la oreja derecha, pero sí con la que da La Voz de Asturias del acto de esa misma mañana. Había pasado por el peluquero, sin duda, antes de viajar a Oviedo.

FUENTES: El Socialista. Toulouse.1948; LA VOZ DE ASTURIAS, 28 de Febrero y 1 de Marzo 1926; El Comercio; Región; La Prensa, 27 de Febrero y 2 de Marzo de 1926; El Noroeste, 26 y 28 de Febrero y 2 de Marzo 1926; Arrones, Luis, “Hostelería del viejo Oviedo. Historia y anécdota. Prólogo de Antonio García Miñor. Editorial La Nueva España.1974”. Hay una segunda edición; Casaprima Collera, Adolfo,”El Campo de los Hombres Buenos”.Prólogo de Martín González del Valle. Ayuntamiento de Oviedo.1996; Villaverde, J.L.; Gracia Noriega, Ignacio:- “Víspera del nuevo tiempo”.Pentalfa Ediciones. Oviedo.1991; La Nueva España- Edición Centro 11 de Octubre 2008; Hernández Carriba, Juan José: “La morada de las valquirias”.Septem Ediciones. Oviedo.2004; Tolivar Faes: “Nombres y Cosas de las Calles de Oviedo”.Primera Edición. La Carpeta.1957.Segunda y tercera, Ayuntamiento de Oviedo 1986 y 1992; Taibo,I, Paco Ignacio: “Para parar las aguas del olvido”. JUCAR.1982. Prologo Ángel González. Epílogo Manuel Lombardero.

Mi agradecimiento a María Jesús Villaverde Amieva, Francisco Trinidad, Leopoldo Tolivar Alas, Irene Mier, Teresa Montero

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Entrañable, como todo lo tuyo, Antonio.

Un fuerte abrazo, Emilio.

Anónimo dijo...

Estupendo tu artículo sobre Besterio, amigo Masip
JLGM

Anónimo dijo...

Había ya leído el post en tu blog pero es estupendo tener el documento.JB

Anónimo dijo...

La publicación en el boletín de la Fundación Barbón ha quedado "redonda"al incorporar la fotografía,con la que,por cierto,ha habidoun magnifico trabajo al conseguir reproducirla a ese tamaño con mucha calidad.Ana Herrero

Anónimo dijo...

Ha quedado muy bien.Manolo y Rubia