viernes, 20 de mayo de 2011

DSK entre rejas




“¡Que ser mujer es algo grande//y hacer enloquecer, heroísmo!”.

Pasternak, “El Doctor Zhivago”

De nuevo, he de hablar de Dominique Strauss-Kahn, DSK, pero esta vez por su situación de imputado entre rejas. Una cierta prensa francesa venía advirtiendo de su altivo carácter, de su desmedido “tren de vida”, incluso se habían difundido con mucha sordina un par de agresiones sexuales.

Hace tiempo fui invitado en Brubru a una charla suya, restringida a los parlamentarios de mi grupo, en la que se expresó con la clarividencia técnica que le caracteriza sin mácula de sospecha de que fuera capaz de un hecho de violencia machista tan repugnante como del que se le acusa.

Menos mal que la policía neoyorkina actuó con una encomiable diligencia y celeridad, pues, de pisar suelo europeo, DSK sin duda no se hubiera zafado del oprobio pero sus abogados, como hacen los de Berlusconi, Camps y demás ralea, habrían demorado el peso de la ley. No es, en absoluto, que en EE.UU. existan menos garantías para el justiciable sino que las víctimas de un delito sexual tienen inmediato amparo. Por supuesto también ha de operar la presunción de inocencia pero la fiscalía de Nueva York no se ha cortado un pelo porque el denunciado fuera el Director del Fondo Monetario Internacional, con inmunidad limitada para asuntos de su trabajo pero no para el hecho tan velozmente advertido.

DSK tiene que ser un enfermo patológico para realizar los hechos que se le imputan: los códigos están precisamente para esa prevención y castigo de semejantes conductas. Desde el pasado lunes en mi www.antoniomasip.net vengo insistiendo en la opinión que me merecen los hechos que naturalmente sigo muy de cerca en la prensa solvente de las dos orillas. Gran parte de mis compañeros franceses en el Parlamento defendían la candidatura de Dominique nada menos que para la Presidencia de la República; alguno, sin embargo, ya era bien escéptico, como mi amigo Stéphane Le Foll.

El Partido Socialista francés que estaba, en los sondeos, con DSK, por encima de Sarkozy le ha descartado ya. Hay virtudes políticas en Francia y en Estados Unidos que no se practican, por ejemplo, en Italia y/o España donde da vergüenza el aplauso, en plena histeria electoral, a autores de delitos intolerables. A tener en cuenta, sin embargo, el varapalo electoral de Berlusconi en Milán el pasado domingo. Se hacen precisos los oídos bien abiertos a los internautas y manifestantes que reclaman “democracia real” entre los que está el sabio José Luis Sanpedro, pues hay mucho que corregir en el sistema y en la moralidad pública; también en actitudes conformistas vecinales con la corrupción institucionalizada y populista.


Nota.-Saludo a los bravísimos padres de Manu Bravo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fabuloso artículo pero para mí que le han tendido una trampa.Julián

Anónimo dijo...

Muy bien pero sobre todo lo de la referenciaa la protesta de los chavales.Alberto

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu articulo sobre DSK

Abrazos,

Eduardo