jueves, 7 de abril de 2011

Vuelos en clase turista

El Parlamento Europeo votó ayer que no se modificara de momento la clase en los viajes de los europarlamentarios. Lo trataba órgano manifiestamente incompetente. La Delegación socialista española se abstuvo en el acta final por aquella razón competencial y en coherencia con otra enmienda.

Hay que tener en cuenta, de una vez por todas, que la imagen pública del Parlamento, por la corrupción de algunos, la torpeza de otros y el amarillismo de no pocos va de mal en peor.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Menuda pandilla de farsantes estáis hechos los políticos de este país.

Fon dijo...

Menuda redacción, no entiendo nada.

Wonnag dijo...

eurodiputados caraduras

Hector dijo...

Los socialistas mucho votar en contra en Europa, pero aqui en españa siguen son sus jet privados, sus coches de lujo oficiales hasta para ir a la compra...

La credibilidad del PSOE a dia de hoy es NULO

Anónimo dijo...

aunque he defendido el trabajo de los parlamentarios europeos y de las condiciones en que debéis de desarrollar vuestro trabajo, coincido en la falta de oportunidad y de sensibilidad, no es el momento para que estas noticias, manipuladas o no por los medios (supongo que el parlamento europeo tendrá negociados precios especiales con las compañías aéreas, ya que, de no ser así, serían unos inútiles) se filtren o lleguen a la opinión pública, socavando el ya minado prestigio de la actividad política, al menos, en nuestro país

Anónimo dijo...

No tienen verguenza,se creen que son los dioses, a cuenta mia, ni agua les doy. Proponiendo todo el santo dia que nos apretemos el cinturon, y ellos ¿ Que ? acaso son mas que nosotros, y una mierda.PRIVILEGIADOS.

Anónimo dijo...

Solo algunos de sus compañeros han contestado, utilizando un texto justificativo, al escrito que
formulamos unos cuantos ciudadanos indignados.
Con lo facil que es contestar como Vd. lo ha hecho. Creame si le digo que, al menos para mí, su escueta, pero sincera contestación ha tenido un efecto verdaderamente balsámico. Ya ve con lo que, a estas alturas, nos conformamos.
Muchas gracias.

Joisé Luis Carretero