viernes, 29 de abril de 2011

CONCLUSIONES ACERCA DEL SEMINARIO CELEBRADO EN LEÓN (UN EJEMPLO DEL MÉTODO MONNET)

Conclusiones de los profesores Sosa Wagner (eurodiputado) y Mercedes Fuerte sobre el Seminario Europeo de Derecho Administrativo de 27-28 de abril en León, una de cuyas sesiones me ofrecieron generosamente presidir.


SUPER MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ

(Mercedes Fuertes, Francisco Sosa Wagner, catedráticos de Derecho Administrativo)

Aplicar el método Monnet significa avanzar hacia un objetivo concreto y asequible en un tiempo breve.

1. El objetivo es la aprobación de un Reglamento comunitario que regule los principios básicos de un procedimiento administrativo común o tipo.

2. La polémica acerca de si tal Reglamento está amparado por los Tratados es superflua porque el artículo 298 del de funcionamiento y el artículo 41 de la Carta de los derechos fundamentales aportan la suficiente cobertura. Lo demás son discusiones de juristas ociosos. De otro lado, debe tenerse en cuenta que, en un edificio jurídico en construcción -como es el caso de Europa-, es importante “ocupar espacios” de manera coherente y la aprobación del Reglamento que se propone sería uno de ellos y bien importante.

3. El Reglamento debería referirse exclusivamente y de momento -volvemos a la aplicación del método Monnet- solo a las instituciones europeas, pero a todas ellas sin excepciones ni dispensas. No por tanto a los Estados ni a la aplicación indirecta en los Estados del Derecho comunitario.

4. El Reglamento debería abordar los siguientes aspectos:

a) principios generales de actuación administrativa: imparcialidad, neutralidad, objetividad, transparencia ... (es muy expresivo el contenido del artículo 41 de la Carta);

b) los derechos de los ciudadanos cuando comparezcan en un procedimiento: a la información; a presentar alegaciones en cualquier momento; a la vista del expediente y a la audiencia; a una resolución motivada y producida en un plazo razonable; a los recursos procedentes. Y el genérico de queja ante el Defensor del Pueblo contenido en el artículo 43 de la Carta.

c) los trámites básicos y mínimos que en todo procedimiento, cualquiera que sea su materia, han de ser respetados: iniciación en forma; subsanación flexible de defectos; informes de los órganos competentes o afectados; período de prueba; propuesta de resolución; audiencia del interesado previa a la decisión final, notificación del contenido de la resolución y de los recursos que contra la misma procedan.

d) como regla de derecho transitorio diríamos lo siguiente: aquellos procedimientos que hoy estén en vigor y que respeten este contenido básico seguirán siendo aplicados sin mayores problemas. En caso contrario, deberán acomodarse al nuevo Reglamento en el plazo máximo de un año. A partir de ese momento, éste será de aplicación directa.

Por consiguiente, si se respetan estas ideas, el Reglamento podrá ser un texto breve, sencillo y -por supuesto- publicado en las veintitrés lenguas oficiales.

Esta es nuestra humilde opinión.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Intervinientes:

J. Schwarze, Melanie Smith, J. Ziller, Ballesteros Moffa, Oriol Mir, Eva Nieto, Manuel Rebollo, J. Fuentetaja, Agustín Menéndez, S. Braconnier, Mercedes Fuertes,profesores,
El defensor del Pueblo Europeo, el Supervisor europeo de la Protección de datos y los europarlamentarios
Eurodiputados, Eva Lichtenberger, Speroni, Sosa Wagner y Masip Hidalgo,la magistrada sueca
P. Leino-Sandberg, y una representante del Ministerio de justicia finlandés

Anónimo dijo...

D. Antonio!! Soy una estudiante de Dereho de León. Fue un placer charlar con usted en el Congreso, ojalá hubiera más políticos tan accesibles como usted!!
Un saludo

Anónimo dijo...

Estimado Antonio:

Placer haber conocido a una persona entrañable, intelectual y simpática como usted.
Personalmente,para mi ha sido una gran suerte, como compañeros socialistas que somos, haberte conocido; ha sido grato como persona, como eurodiputado y como histórico socialista y luchador antifranquista. Le dijo en cierta ocasión Omar Torrijos a Felipe González, que si te aflojas, te afligen ; y si te afliges
te aflojan. Así que ante estos tiempos de " horas bajas" ni afligirse ni aflojarse.

Anónimo dijo...

Es impresionante cómo se puede vivir del cuento en Brubru a costa del vino de Cangas o de los excrementos de los caracoles de Occitania.

Anónimo dijo...

mil gracias por tu cariñoso artículo en LNE que también Mercedes te agradece mucho. Seguiremos luchando por el procedimiento administrativo aunque sea un asunto de escaso sex-appeal. Nos vemos camino de Estrasburgo, abrazos, P