miércoles, 23 de marzo de 2011

Intervención en el pleno sobre derecho de los consumidores

Mañana votaremos a favor de los acuerdos alcanzados por todos los grupos políticos en comisión. Todavía quedan puntos esenciales por mejorar, por lo que hemos decidido enviar de vuelta el informe a comisión para que se siga estudiando en detalle.

No termina aquí pues el iter parlamentario de este informe.

La propuesta inicial fue mala. Así nos lo decían desde hace meses las asociaciones de consumidores con las que hemos tratado, a nivel nacional y europeo.

Hemos conseguido que se rechace el principio general de una armonización máxima que contenía el antiguo artículo 4. Hay que decir bien alto que una armonización máxima, al establecer la misma protección en todos los estados miembros, supondría una rebaja de la protección de muchos consumidores, pues existen países de la Unión con mayor tradición y experiencia en la protección de los derechos de los consumidores.

Me gustaría destacar, en todo caso, algunas mejoras principales que hemos conseguido gracias al trabajo de los socialistas:

Que la lista de cláusulas contractuales abusivas no sea exhaustiva, con lo que cada Estado Miembro puede aumentar el número de las cláusulas que considera inaceptables e inválidas en los contratos con los consumidores.

Que se invierta la carga de la prueba en las cláusulas individuales, así que son los comerciantes quienes tienen que demostrar que se han negociado individualmente las cláusulas que se alejen de lo generalmente establecido.

Que las cláusulas contractuales han de estar expresadas en una forma "clara y comprensible".

Seguimos en contra de que se establezca la armonización máxima en lo relativo a las cláusulas abusivas. El eurobarómetro nos indica que el 79% de los comerciantes creen que la armonización plena en este campo tendrá poco o ningún efecto en sus actividades en el extranjero.

No hay comentarios: