lunes, 21 de marzo de 2011

Eider




Hace meses quise dar cuenta, en esta columna sabatina, de la intervención de una joven parlamentaria, Eider Gardiazábal Rubial, que lo hacía por vez primera y se medía con galanura encomiable a Lamassoure, el hombre aquí de la máxima confianza del Presidente francés Sarkozy. Era un tedioso tema presupuestario pero al ver el nombre de Eider en la lista de oradores bajé al hemiciclo a escucharla con un punto de emoción que me unía al recuerdo de su admirable abuelo, Ramón Rubial. Eider no me defraudó aquel "minipleno", como llamamos a cierto tipo de sesiones, pero resultaba complicado trasladar la cita en cifras y conceptos periodísticos, por lo que no hice testimonio escrito de la referencia. Ahora sí debo hacerlo pues Eider es víctima de una campaña lamentable en la que la han tomado como chivo expiatorio de la supuesta falta de trabajo de los parlamentarios europeos y aún de su oportunismo crematístico. ¡Pardiez! Entre la insensatez de prensa amarillista, me muestra su personal solidaridad con la joven diputada vasca, Willy Meyer, de Izquierda Unida, que es, a su vez, personalidad sensata donde las haya y ya lo he afirmado antes.

Aquí, en Brubru, funciona un llamado grupo euroescéptico británico que se dedica, junto a una minoría austriaca y uno o dos polacos, a denigrar toda la unidad europea. Pensar que un diputado o diputada se queda la noche del jueves y parte del viernes en Bruselas exclusivamente para lucrarse de la diferencia entre la dieta y los gastos de hotel y manutención, es bastante retorcido no en boca de un gacetillero de los tabloides de diversas procedencias patrias, siempre parciales en sus juicios inapelables, sino de una parlamentaria acusadora, que supongo no vivirá por aquí de gorra y sabe lo que cuesta todo.

Los colegas de Presupuestos son precisamente de los que con frecuencia han de tomarse algunos fines de semana aquí. Lo sé por Garriga y otros diputados que confeccionan las cuentas, comisión en la que se ha integrado Eider, con experiencia exitosa en esos menesteres en Bilbao, Ayuntamiento, por cierto entre los escasos que, como en el Oviedo que viví con los concejales Pañeda y Viejo, esas cuentas anuales salían maravillosamente.

Eider ha sido denigrada en varios medios. Samper, Jefe de la Delegación para España del Parlamento ha respondido con claridad en nombre de la institución, pero como muy bien me dice Meyer, el daño ya se le hizo a una persona joven, sana y entusiasta, que lleva escolta desde que tenía veintiséis años.

Todos estamos sujetos a la crítica, incluso a la más cáustica y desmedida, los que llevamos años en política lo sabemos bien pero con Eider hubo ensañamiento euroescéptico: no robó ninguna dieta ni pretendió miseria alguna. Se trata, por el contrario, de una recia personalidad en la tradición de su abuelo y de sus padres, que tiene muy claro el servicio a los ciudadanos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta saber de ti. Si además, es a traves de tus escritos defediendo buenas causas mejor que mejor. Desde luego, atacar por que alguien ha cobrado la dieta del viernes es una estupidez. No saben las ganas que tiene uno de coger el avión el jueves por la tarde para volver a casa. Ese placer no se paga por unos pocos euros. Un abrazo amigo
(Juan Fraile

Anónimo dijo...

Muy bien y muy necesario

Juan FC

Anónimo dijo...

Muy bie, Antonio.Luism

Anónimo dijo...

Comentario al post de encima sobre la corrupción de tres parlamentarios:

El ángel de Olavide dijo...
Estos si que son los escandalos que la prensa española debería seguir y no ir de safaris para tomar fotografias sin sentido y maliciosas de europarlamentarios

jidipier dijo...

Thanks for your share! very impressive!

aroma therapy

vimaworm dijo...

Very intereresting reading. thx

cheap clomid

duzitoga dijo...

This blog is bookmarked! I really love the stuff you have put here.

cheap nolvadex