lunes, 6 de diciembre de 2010

Salvado del metro

Mientras los controladores echaban un temerario pulso a nuestro país, con la complicidad de las palabras equívocas de algún portavoz político, un policía madrileño de la escala básica, recién ingresado, del que no ha trascendido el nombre, se tiraba heroicamente a la vía del metro madrileño de la Puerta del Ángel para salvar a una persona de ser arrollada por el tren. Estaba fuera de servicio, acompañaba a su novia a unas compras, pero, con unos reflejos extraordinarios y un alto sentido del deber arriesgó ejemplarmente su vida. Todo un contraste, insisto, con los sedicentes controladores.



En una estación de metro parisino, “Miguel Ángel”, a principios de los sesenta, se mató el escritor Jacinto Miquelarena, con una carta injuriante del director de ABC, del que era corresponsal, en el bolsillo. En la Miguel Ángel no se encontró con la providencial aparición del héroe de la Puerta del Ángel, que no había nacido aún.

No hay comentarios: