miércoles, 17 de noviembre de 2010

LNE: París se despide para siempre de Díaz Ron


Manuel Díaz Ron, destacado empresario y político asturiano que llegó a vicealcalde de París, fue enterrado ayer por la mañana en la capital de Francia con la asistencia, entre otros, de algunos de sus amigos más cercanos como los asturianos Antonio Masip, eurodiputado y ex alcalde Oviedo; su hijo, Marco Masip, abogado y economista, y Francisco Rodríguez, empresario, presidente de Ilas, y los gallegos José Manuel Otero Novas, abogado y ex ministro de Educación y Presidencia con Adolfo Suárez, y Tomás Sarobe, empresario y ex gran maestro de la Gran Logia de España. También asistieron unos amigos de Vegadeo con los que mantuvo relaciones profesionales además de contigüidad ya que Díaz Ron había nacido en Abres.

El funeral se celebró en la iglesia de Saint-Pierre de Chaillot, situada en la avenue Marceau, muy cercana al domicilio donde falleció Díaz Ron el pasado jueves, a los 86 años de edad.

Destacó la presencia de muchos combatientes de la Resistencia, a la que perteneció de forma sobresaliente Ron, que hasta su fallecimiento ostentó la vicepresidencia de la asociación que reúne a los soldados franceses que lucharon en la II Guerra Mundial. La misa la celebró un sacerdote que también fue combatiente. En la homilía definió a Díaz Ron como hombre, si no de devocionario, sí de devociones.

Presidió el duelo familiar Lionelle, la nieta del político y empresario, de 27 años de edad, abogada en la corte de París que estaba acompañada por su padre y yerno de Ron; por Patricia, ahijada del empresario desaparecido y por Michel Díaz y Daniel Díaz hermano y sobrino respectivamente.

Durante la celebración religiosa intervino George Pandreau, estrecho colaborador de Díaz Ron en su amplio abanico de actividades empresariales. Deseó a Lionelle que siguiese durante toda su vida el ejemplo de su abuelo. Asimismo tomó la palabra Jean-Louis Borloo, ministro hasta la pasada semana y que estuvo a punto de sustituir al frente del nuevo Ejecutivo a Fillon. Comentó que Ron le había anunciado su muerte muy pocas horas antes de que se produjese.

Entre los asistentes al funeral estaban también Jacques Tounon, ex ministro de Cultura; Bernad Pons, ex ministro de Transportes, y Jean Tiberi, ex alcalde de París.

Tras el funeral, los restos mortales de Manuel Díaz Ron fueron enterrados en un pequeño cementerio del Trocadero, a la vista de la torre Eiffel.

Los primeros años de Manuel Díaz Ron no fueron fáciles al tener que exiliarse siendo casi un niño y tampoco los últimos ya que en 2000 perdió a su única hija, Patricia, y en 2007 a su esposa, Germaine.

4 comentarios:

El ángel de Olavide dijo...

Antonio
Siento mucho la desaparición de este entrañable amigo tuyo.
Tengo devoción por los españoles exiliados en Francia que tantas veces me ofrecieron sus casas de París para pasar temporadas refugiado en ellas.
Tu amigo tiene además el historial de un combatiente por la causa de la democracia y la libertad en toda Europa lo que le convierte en un heroe civil.
Uno de mis rincones preferidos por mi es por cierto la rue Cadet, lugar al que seguro que en tantas ocasiones tuvo que asistir Diaz Ron.
Allí cercano al que fue domicilio de Max Aub procuraré en mi próxima visita a la ciudad luz dedicarle mis mejores recuerdos.
Descanse en paz nuestro paisano de Abres.
Y un abrazo para ti

Ángel Alda

Anónimo dijo...

Aunque no lo conocí, por
favor, una abrazo para
su familia.
rafel

Anónimo dijo...

Querido Antonio:

Tu estupenda y elegante pluma, deja entrever muy de vez en cuando, por cierto en vivo contraste con tu cálida personalidad, retazos, muy pocos, de emoción y de sentimiento. Creí adivinar ayer en la necrológica que publicaste de tu buen amigo Manuel Díaz Ron uno de esos momentos envueltos en tristeza.
Si es una felicidad el poder contar con amigos de este calibre, resulta sin duda muy dolorosa su pérdida irreparable.
Recibe por ello mi sentido pésame y un apretado abrazo.

José Carlos Fernández del Rey

Anónimo dijo...

Te acompño sentimiento de tan buen amigo tuyo,.Isolina