lunes, 4 de octubre de 2010

Visitarán al vasallo


Se me atribuye un punto de emoción en mi alegato de la capitalidad cultural. Claro que sí. Me correspondía intervenir tras Paloma Sainz, con su vibrante referencia al medio millón de apoyos conseguidos. Antes, el Rector de nuestra Universidad, con el sello “excelencia”, la gerente de la Fundación-Fundación por excelencia, en efecto-, el Presidente de la Cámara de Comercio, la Consejera de Cultura, magnífica garante del apoyo regional, Emilio Sagi, -del que me dijo Plácido Domingo “es uno de los mejores directores del mundo”-, Gustavo Bueno Sánchez, amigo de tantos años, y el Alcalde de Oviedo, que hizo una medida introducción.¿Cómo no emocionarse?

Acepté integrarme en el equipo por convicción ovetensista y compromiso asturiano, pero esos sentimientos se reforzaron al leer el proyecto, cuya impecable versión en lengua inglesa ayudé a difundir.

Antes de mi modesta incorporación, ignoro, lo que ocurrió con el itinerario promocional pero puedo asegurar que vi trabajar mucho y bien. Gustavo, Juan Vega, María José Olay, Salomé Suárez, Rodolfo Sánchez, Cosme Marina… y aquel medio millón de adherentes se merecía otro resultado. En el equipo había, sin duda, más de uno con el que, en el pretérito pasado, tuve algún encontronazo. Sin embargo, no valen sectarismos cuando se ha de defender un objetivo unitario, que era, incluso, siembra para después de las elecciones municipales.

Quiero pensar que los seis proyectos ganadores, que desconozco, eran mejores. Me preocupa, no obstante, algunas escasas noticias que trascendieron a medios:”Burgos habría obtenido la nominación por Atapuerca…” “La ex ministra hizo una defensa de Al Andalus”.¿Y yo que, en mi proverbial ingenuidad, pensaba que se trataba de la capitalidad europea y me atreví a remontarme a la relación de los Monarcas asturianos con Carlomagno y Aquisgrán, origen convencional de Europa?.

Optaron, por el contrario, por los orígenes de la Humanidad o de otras culturas. La próxima convocatoria debería cambiar de nombre para el sello, máxime si gana alguna de las muy respetables candidatas. No les niego europeismo, simplemente que resulta incomparable con el de Oviedo, origen del Camino de Santiago, solar de Feijoo y de Clarín y el grupo universitario de Oviedo. Además no me creo que en parte alguna haya una programación musical y unas orquestas a nuestra altura.

En esta columna ya defendí hace meses que me parecía bien la sobria austeridad de la propuesta ovetense. No se puede tirar la casa por la ventana para una competición en la que, además cabe perder en cualquiera de sus fases. Es la seriedad presupuestaria que exige la Unión Europea con tanto énfasis. Fue un razonamiento que de forma impecable hizo el equipo ovetense. Uno de los miembros del Jurado se sorprendía expresamente de ese rigor y de cómo no se preveían nuevos equipamientos. El Alcalde y otro miembro del equipo contestaron, a mi juicio, con toda propiedad, que la infraestructura cultural fundamental está hecha, y, como resaltó la Consejera, tenía un complemento con los encomiables Niemeyer y La Laboral.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Impecable! Cris

Anónimo dijo...

para decirte cómo me gustó, en el disgusto, tu artículo de "vistarán al vasallo"; qué tiempos éstos en que se olvida, no se sabe o no se aprecia aquello que nos constituye. Lejos de funestos nacionalismos, cada día otorgo mayor importancia a lo que me gustaría fuera Europa en esta hora del mundo y a la importancia de la "razón simbólica" en la vida y, por ello, en la política, al modo orteguiano de integración.