martes, 12 de octubre de 2010

PREMIO NOBEL DE LA PAZ



El galardonado, Liu Xiaobo, y su mujer, Liu Xia, que ha expresado su temor a que las autoridades chinas no le permitan asistir a recoger el premio.

Este año el galardón de la Paz ha correspondido a Liu Xiaobo, preso de conciencia en una cárcel china. Extraordinario mérito el de este héroe de la democracia y el de la Academia Noruega que lo reconoce.

En Occidente se mira muchas veces para otro lado con el terrible trato que padecen los defensores de los derechos humanos en los países emergentes, y muy especialmente, en China. De ahí que es muy importante este Premio que pretende ser silenciado por las autoridades de Pekín.

Otros, lejos de silenciarlo, han tenido la virtud de llamar la atención con su enloquecida protesta. Así el Presidente Chávez, de Venezuela, en su proverbial paranoia, se ha retratado una vez más: no se le ha ocurrido más que gritar "¡Viva China!" por tener detenido e incomunicado a un campeón de los derechos humanos como el nuevo Nobel.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En donde primero se mira para otro lado es en España

Anónimo dijo...

Es un post sencillo y digno pero tiene errores de forma.

La tipografía de mayúsculas corresponde sólo a nombres propios!!!
Por eso: Premio Nobel de la Paz , pero "la paz" en minúsculas por muy importante y bueno que sea el término.
Tampoco "occidente" va con mayúsculas " no es un país! y con "presidencia" más de lo mismo.