jueves, 28 de octubre de 2010

Energía...demografía



Recuerdo los tiempos bilbaínos de universitario, cuando Joaquín Leguina, hoy en la marginación política, se decidió a hacer estudios de postgrado, en París, orientados a la demografía. Era toda una novedad para mí que apenas conocía de los apuntes de clase a Malthus y algún otro. Luego, Joaquín se fue a Santiago de Chile, lo que, como, buen escritor, cuenta en su última novela, “La luz crepuscular”, en la que también pasan aventuras los hermanos Garcés, asesores de Allende.

Ahora, el senador y diputado autonómico Javier Fernández, predestinado a la más alta representación política asturiana, ha afirmado, hace ya semanas, la prioridad de la demografía regional como su primera preocupación. Es natural que su mensaje haya cundido y, desde varios otros ángulos de la opinión, se hayan lanzado propuestas al original planteamiento. Detrás de las preocupantes variables demográficas está prácticamente todo lo que ha de dolernos en estos momentos críticos: la despoblación, el envejecimiento, el trabajo, las pensiones, el paro, la inmigración, la hambruna mundial, la calidad de vida, el futuro como región…Javier Solana suele citar el caso de África y las próximas medias de edad de 18 años del continente a nuestro sur frente a la senectud europea, contraste que será causa determinante e inevitable de tensión radical en el Mediterráneo.

Pero Fernández no se regodea exclusivamente en mencionar el problema anunciando un liderazgo de renovados mimbres, hay otros asuntos que no pueden pasar de soslayo como en la hamaca de Peridis. El más importante en el que Javier también es tenaz: la energía. Sin tener muy en cuenta el esfuerzo energético a realizar, incluso el sacrificio, no hay porvenir industrial. La polémica la estamos actualizando, y concretando en Asturias, con las perspectivas del carbón, única reserva estratégica que tenemos en Europa. Lo vamos a debatir el próximo 12 de Noviembre en Mieres, en el campus “Pozo Barredo” de la Universidad de Oviedo, donde mi compañera y paisana María Muñiz y yo mismo hemos invitado al ponente del nuevo Reglamento europeo, el alemán Bernhard Ratkay.

Estuve en ese mismo lugar, académico y social, el pasado domingo y volveré tras recorrer como parlamentario un amplio periplo por Tirana (capital de Albania), Atenas, Nicosia (Chipre) y Bruselas.

Demografía y energía. Claro que sí: Prioridades de Asturias.

Está bien que haya voluntad y claridad; ansío también, unidad, al menos relativa en lo esencial

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio: una reflexión muy ajustada y oportuna.
Un abrazo
Jesús

Anónimo dijo...

Está bien, bastante equilibrado, ya sabes que cuando se escribe de alguien conocido tanto personal como públicamente se corre el riesgo de pasarse de frenada... no es el caso.

un abrazo

carlos

Anónimo dijo...

Pues q sepas q me gusta mucho el articulo, cuando puedas me tienes q decir q agenda hay para el dia 12 para organizarme. Besos
Ana Luisa

Anónimo dijo...

ya era hora de que alguien de categoría se pronunciase sobre las eléctricas como lo hace usted hoy en La Nueva España