domingo, 25 de julio de 2010

Sobre el carbón

La situación generada por la propuesta de la Comisión Europea relativa al cierre de las minas de carbón en el año 2014 es ciertamente complicada y muy dura para nuestra región .El horizonte de ayudas precisa de un periodo de transición prudente que ahora los eurócratas quieren reducir a cuatro años. El Gobierno regional y los sindicatos exigen lo que es de justicia, no solo para las cuencas sino para el desarrollo armónico de toda la comunidad. Veremos, pero es lamentable que, una vez más, surja en la propia región el llamado "fuego amigo" como ya ocurriera con el Musel. Va a hacer falta mucha presión, unidad y serenidad pero, insisto, no por favor otra vez el llamado fuego amigo de los que encima, fanáticamente, se consideran del lado de Asturias y la torpedean

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero Garoña zp la ha cerrado a velocidad supersónica, casi no hemos tenido tiempo de verlo. Claro, Guadalajara no le funciona como caladero y es otra cosa. Si en vez de cerrar las minas hace 20 años cuando la reconversión no se hubieran dormido los políticos no habría que ir ahora deprisa y corriendo.

Anónimo dijo...

¿como se explica que prescindamos de la energía de Garoña que aporta beneficios a Castilla y León y queramos subvencionar el carbon que solo da perdidas?

Anónimo dijo...

A mi me parece ya una broma la defensa del carbón nacional.
Es una industria ruinosa que pagamos los ciudadanos por partida doble un año tras otro.
Mientras vemos como personas en plenas facultades son prejubiladas en función de unos acuerdos tan ventajosos como injustos (por qué se va a prejubilar un graduado social con menos de 50 años?).
Que se compre el carbón fuera a precio menor y se haga mantenimiento de las minas sin explotar por si en el futuro fuera necesario.