jueves, 8 de julio de 2010

Fútbol, ser fútbol



En el Parlamento se han tratado muchos temas importantes (balance español, supervisión financiera para evitar nuevas crisis, acuerdo con Estados Unidos sobre datos bancarios para detectar cuentas de terroristas, creación de cuerpo diplomático europeo...), con un par de modestas intervenciones mías, una rememorando a Saramago y la otra implorando la dignificación del transporte de ciudadanos de "movilidad reducida" como es mi caso.

La oratoria parlamentaria no se ha podido, sin embargo, sustraer a los acontecimientos del Mundial de Sudáfrica, sobre todo de los alemanes, prepotentes y seguros de sí mismos. Así, Zapatero, que había pronosticado "la presencia de España en la final" tuvo que oír de todo, casi como le ocurre en política doméstica cotidianamente, aunque en el fútbol los representantes políticos suelen ser más comedidos. Mi buen amigo Wolfgang Kreissl-Dorfler se acercó a mi escaño en la mañana del miércoles para decirme:"Por primera vez no vamos a estar de acuerdo" y parodiando, sin saberlo, a un famoso técnico yugoslavo, me espetó, en su particular español, con acento carioca, "Fútbol ser fútbol". Otro diputado, éste ultra liberal, Lambsdorff, nos envió a todos un correo provocador equiparando a España con la "Naranja" y a Alemania con "Un exprimidor mecánico de naranjas". Ya a la hora del partido los alemanes habían casi desaparecido pues un Alcalde del otro lado de la frontera-en Estrasburgo, estamos a once kilómetros de Alemania- les puso un par de autobuses para que lo vieran en su Ayuntamiento.

Por mi cuenta, lo disfruté en el Hotel, donde una familia israelí desplegó un entusiasmo increíble a favor nuestro. Los chavales, de unos diez u once años, no cesaban de comentar en yiddish el partido y pedían a su padre que me preguntara cosas de Villa, de Iniesta, de Casillas, de Pujol..., y de porqué no salían a machacar Torres y Llorente... Les pregunté si su hispanismo se debía a proximidad sefardí, pero no, eran simplemente entusiastas del Barça y, "naturales de un kibutz del Sur del Estado hebreo", contrarios acérrimos a lo germánico.

Al final, sabiéndome de la tierra de Villa, su héroe, me interpelaron sobre el significado de "Guaje" que en la prensa europea del día lo pone con doble error como "Paysan, en patois"(campesino, en dialecto). !El asturiano es una lengua, no un patois! No había leído aún el buen artículo al respecto de mi antiguo compañero de abogacía, José Antonio Fernández-Carabín González, pero les vine a decir que, más o menos, "guajes" eran ellos. Me lo dijeron en su lengua nativa pero soy incapaz de retenerlo.

En efecto, el fútbol une y a Asturias, Villa la ha popularizado durante todo el campeonato. Curiosamente, también esta semana, por asuntos del carbón, hube de hablar con otro Villa, también de Tuilla, alerta siempre a defender atacando y presionando en todo el campo como pocos.

!Y el domingo a ganar! Veré al "guaje" con mis "guajes".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífica intervención, Antonio, cuyo contenido comparto, y por la que te felicito. Así se construyen desde las patrias chicas, mensajes de interés general.

Oviedo, capital de la cultura. A despecho de la cortedad de algunos personajes de torpes miras, ha sido cuna de muchas mentes abiertas, que en su historia han conseguido plasmar, con valentía y esplendidez, el interés por las inquietudes grandes."

Angel Arias

Anónimo dijo...

"Un enfant porteur d'un handicap n'est pas
contagieux !!!! Il demande juste qu'on l'accepte tel qu'il est dans la
société !!! 97% d'entre nous ne copieront pas cette annonce et ne
l'utiliseront pas comme statut. Seras-tu comme moi l'un des 3% à
l'afficher au moins 1h sur ton statut."

Anónimo dijo...

"oleee para espana... unida nunca sera vencida