viernes, 16 de julio de 2010

FUTBOL O EL VUELO DE LOS PIGS


El Financial Times está siendo muy crítico con las economías sureñas europeas. En sus páginas salmón y en otros medios más o menos afines se acuñó lo de PIGS que significa “Cerdos” y también el juego perverso de juntar las siglas de Portugal, Irlanda –y/o Italia-, Grecia y España (Spain). El pasado martes, el Financial (FT) colocaba en primera a cuatro columnas la foto del autobús de la Roja pasando por la madrileña Gran Vía con la bandera azul de Asturias entre tantísimas españolas. En los titulares de dentro de ese mismo ejemplar de FT: “Pigs flying…”.

La casualidad quiso que conociese a David Villa, justo cuando leía, en el avión, el cotidiano de tanta repercusión comunitaria. Aproveché para felicitar a mi paisano no solo por el Campeonato y la deportividad sino por haber colado la enseña asturiana en lugares tan significativos. Ya lo dije la semana pasada, la región debe mucho a este guaje, tan leal a su tierra, a Tuilla, a Asturias, a España. Ojalá no se malee nunca…

Al llegar a Bruselas esta semana, todo eran felicitaciones. Al Ministro José Blanco le dedicaron un aplauso unánime en la Comisión de Transportes en la que comparecía. A Enrique Barón, antiguo Presidente del Parlamento, también lo recibían así el lunes en la Universidad de Fundan, cerca de Shangai. El Presidente Trichet, del Banco Central, saludaba efusivamente a Elena Salgado en la reunión del ECOFIN. Y así, ocurría con tantos compatriotas en el ancho mundo.

Según me iba de Bruselas, un diputado francés, muy amigo, con cierta frecuencia, crítico con el socialismo español, Le Foll, antiguo Jefe del Gabinete de François Hollande, al felicitarme por el resultado deportivo (“Ejemplar contra el juego sucio holandés”) me dijo que había oído que una imagen de país semejante a la conseguida podría suponer un par de puntos de P.I.B. Le respondí que me parecía demasiado optimista a lo que me contestó: "Vale, al menos, por un 0,5 %; en el turismo más". Me sigue pareciendo bastante pero ojalá. Buena falta que nos haría cuando otro gran amigo, Jonás Fernández, ovetense que escribe también con habitualidad y prestigio en páginas salmón, me acababa de aventurar un crecimiento negativo en los dos próximos trimestres.¡Y si los goles de Iniesta, de Villa, de Puyol, las paradas de Casillas y el juego de conjunto nos hubiera neutralizado una parte de esos malos y fundados augurios!

En fin, el fútbol fabuloso y Villa, en mi breve encuentro, me pareció un Guaje, ¡guaje y guay!

Creo que era un portavoz vasco el que decía que no habría en Euskadi gobierno constitucionalista antes de que los cerdos volasen. Pero si ya el FT los ve volando… Y mañana domingo está en Gijón, Patxi López, lehendakari, hijo del inolvidable Lalo López Albizu, tan habitual de Tuña y de Latores, en casa de Rita y Avelino Cadavieco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede creer, en silla o sin silla,estás en lugares insólitos,como cuando te vimos con Miterand.Juan Luis

Anónimo dijo...

Estupendo que charlaras con el guaje.

Me sé muy bien lo de los PIGS y el FT. claro que el otro día el artículo de los PIGS no era editorial, como sabes, sino de Ignacio Torreblanca. Abrazos desde Brux, donde aún sigo. emilio

Anónimo dijo...

Hola Antonio. ¿Sabías que Villa es familia de Maricusa?. El padre de Villa y la madre de Maricusa son primos. Buena gente. ¡Lástima que el buen rollo vivido con el mundial no se corresponda con el político!. Pero, como tu muy bien dices, esto es lo que hay. Es verdad que la imagen que hemos trasladado al mundo, al menos, ha demostrado que tenemos alma común al margen de los sentimientos y las fobias políticas. Yo que soy del Barça desde que jugaban Luis Enrique y Abelardo, estoy en "la gloria". Y no es para menos con tipos tan fantásticos como Iniesta. Ayer, como ya hemos comentado, hemos vuelto a la tierra.... Un abrazo. Aida