viernes, 28 de mayo de 2010

OVIEDO, SUPERCAPITAL EUROPEA




Felicito a la alumna del Colegio de la Gesta, María Iglesias Alonso, por el éxito de la frase: “La Cultura es el camino. Oviedo, su destino”.

Claro que sí.

Hay mucha competencia en esto de la capitalidad cultural de 2016. Nadie, sin embargo, como Oviedo que ya fue capital cultural europea en los orígenes de la ciudad, dos siglos en los que solo el Aquisgrán (Aachen//Aix La Chapelle) de Carlomagno pudiera quizá haberla emulado.

El reconocimiento de los méritos ovetenses sería una sabia decisión y demostraría la clarividente valoración que Europa, precisada de autoestima, hace de sí misma, de su misma Historia original. La razón de ser de Europa debe mucho a aquel pequeño reino astur que produjo una cultura sin par, reflejada en su arquitectura, verdadero germen de Europa. Hoy, Oviedo es un centro musical jamás imaginado por una capital de provincia europea. También es la sede de la prestigiosa Fundación Príncipe de Asturias, con una convocatoria anual muy próxima a la de la Academia Sueca con sus Nobel, a la que supera en algunos aspectos al integrar un Premio de Deporte y otro de Cooperación Internacional.

Se ha destacado, con habilidad y tino, cómo uno de los mejores iconos culturales de estos comienzos del siglo XXI, Woody Allen, con estatua en la ciudad, considera a Oviedo capital de hadas y de ensueño. Woody, que busca estos días escenarios en París, ha rodado en el Naranco, nuestro monte tutelar, donde se ha admirado de dos de los edificios más importantes de la Humanidad. A finales del siglo pasado, el cantante Julio Iglesias, llevado por el Concejal Rey Aguirre, la bailarina rusa Maya Plisetskaya, que lo fue por la edil Puente Uría, David Rockefeller, conducido por el genial emprendedor Graciano García, y la Presidenta del Parlamento Europeo, Simone Veil, a la que yo mismo serví de anfitrión, se dejaron, entre otros, fotografiar en la fachada de Santa María del Naranco. Difundían, antes de la llegada de internet, una imagen y unas palabras, contagiadas por la magia del lugar, que, con la capitalidad europea, debe convertirse definitivamente en espacio de referencia para millones de ciudadanos del ancho mundo, que tienen derecho a conocer, cultivarse y disfrutar en persona ante esos Monumentos, como hiciera Federico García Lorca, el poeta español más universal. Porque visitar Oviedo, comienzo del auténtico Camino de Santiago, es un no menos auténtico disfrute.

Existe, en este momento de crisis económica, un argumento que a mí me parece entre los mejores para la capitalidad cultural del 2016. En Oviedo, hay un gran apoyo ciudadano a esa candidatura y a la responsabilidad social que conlleva recibir miles de europeos ansiosos de cultura pero, a la vez, es la candidata que menos gasta en su propia promoción. En estos momentos de austeridad presupuestaria a todos los niveles, ya es hora que Europa sepa estimar y estimular proyectos sobrios, adecuados a los tiempos que se imponen de forma inexorable y no se busque el fomento de competencias vergonzosas para derroches no amortizables luego.

En definitiva, optar por otras candidaturas, sin duda con muchos méritos para otro tipo de convocatorias y eventos, sería un contrasentido para la ejemplaridad presupuestaria y un error para Europa que negaría su propia vocación europeísta original.

Nada menos, pues, que lo que ha dicho una ciudadana de escasos pero espabilados años: “La Cultura es el camino. Oviedo su destino”.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran articulo y ejemplar actitud.

Quiza si el alcalde no hubiera endeudado la ciudad tendria hoy mas dinero para promocionar su candidatura.

Adelante , en todo caso.

Juan

Anónimo dijo...

El inquilino del Ayuntamiento reaccionará insultándote o no creyéndoselo.Cuídate que no te merece la pena preouparte porque lo haga bien quien no lo merece.Un buen amigo

Anónimo dijo...

Gabino solo quiere el 2016 para él.Ya se portó como se portó con Avilés y Gijón.

Anónimo dijo...

Oviedo es una máquina trituradora de buenas ideas.Esta se la han dado desde el Principado pero la escoñará.

Anónimo dijo...

La escoñe o no hay que sudar la camiseta todos los asturianos juntos

Anónimo dijo...

Sobre todo ahora que ya no tiene la basura tirada por la calle como en la siniestra época en la que usted fue su alcalde.

Agustín

Anónimo dijo...

Antonio, Oviedín te necesita,tu y Rivi podeis salvarlo.Esto es el caos.Preséntate.Fuerza y honor.La unión hace la fuerza.Abrazos.Lola S.

Anónimo dijo...

Ni se te ocurra preocuparte por Oviedo, que bastante enredado está, a la par de quebrado.Está bien eso de que apoyes la capitalidad cultural, que para eso has sido Alcalde y algo, por culto y honrado se te recuerda, aunque ese gilip de Agustín quiera denigrarte.Repito, ni se te ocurra preocuparte de Oviedo más que lo pueda hacer cualquier vecino por su ciudad, ya tienes mucho con lo que haces y segundas partes no son buenas, aunque estés bien situado políticamente y te vengan con tentaciones absurdas.No sé si soy buen amigo, pero soy Amigo con mayúscula.

Anónimo dijo...

En Oviedo se buscan firmas para la capitalidad europea y en favor del Campo de San Francisco,¿por qué no se unen en el mismo escrito, que ambas cosas tienen el mismo objetivo, o debiera ser el mismo objetivo proOviedo?

Anónimo dijo...

Ayer en el T.Filarmónica, según La Nueva España:
el Alcalde entregó los premios a los ganadores de los concursos «Me gusta Oviedo» y «Una frase por tu ciudad».

Uno a uno, los niños y sus tutores subieron al escenario para recoger sus premios de manos de De Lorenzo. El Alcalde dio besos, estrechó las manos de los pequeños y se fotografió con ellos. Después, el Alcalde se dirigió a los pequeños para contarles por qué Oviedo debía ser la capital cultural europea en 2016. «Cuando se interviene en público un político tiene que preparar antes las palabras», afirmó, «pero yo voy a usar las del eurodiputado Antonio Masip -ex Alcalde de Oviedo-, yo no sabría hacerlo mejor».

Con palabras de Masip, De Lorenzo rememoró el origen de Oviedo, «la primera capital cultural de Europa», una ciudad con la que «sólo Aquisgrán podría competir». Conceder el título a Oviedo sería «una sabia decisión como reconocimiento de Europa sobre sí misma», señaló el Alcalde. «Es la ciudad que menos va a gastar, pero la que más ideas e ilusión va a poner en el proyecto», añadió.

Anónimo dijo...

Entre los q van a juzgar la candidatura está Emilio Casiniello, q conoce bien Oviedo y espero sea sensible a esta argumentación.Masip