miércoles, 17 de febrero de 2010

UN ACIERTO CON LA UMD



La rehabilitación completa de los militares de la Unión Militar Democrática (UMD) no puede dejar a ningún demócrata indiferente.

Conocí personalmente a algunos de los fundadores y represaliados (Forte, Reinlen...). Estuve junto al más significado, el Comandante-ahora Coronel-Luis Otero en las actividades de la Asociación Pro Derechos Humanos y en "Amigos del Sahara", que presidí varios años.
Son gente fabulosa. Es, como se califica en la prensa de hoy, un homenaje "a los valientes".También, de alguna manera, hay que ensalzar el valor de la Ministra Chacón imponiéndoles la condecoración en un acto que faltaba en la democracia española.

7 comentarios:

Jorge dijo...

Ya era hora de esta rehabilitación. Si que era uno de los grandes asuntos pendientes de reconocimiento de la democracia española. Que no se nos olvide que llevamos más de 30 años de normalidad democrática. Me gustaría reseñar el nombre de Julio Busquets junto con los otros.

Sonia Gluten Free dijo...

Estoy de acuerdo. Era importante tema a dignificar.

Conoci en el exilio a uno de ellos.

ub

Anónimo dijo...

En relación al de la UMD, el miércoles Iñaki Gabilondo entrevistó a dos de sus miembros en su nuevo programa ("Hoy", CNN+, 22 00) Concretamente al teniente coronel Reinlen y al teniente coronel Domínguez. Fue muy emotiva. He estado buscándola en la red pero no la he encontrado. Te envío un enlace con un resumen de la noticia http://www.cuatro.com/noticias/videos/merecido-premio-militares-umd/20100216ctoultpro_40/

Maximo dijo...

No se olviden que son ante todo perjuros, es decir infringieron el juramento de honor a la patria y no tuvieron la valentía de luchar contra el poder establecido, se reunieron como la comadrejas en las catatumbas.
Ahora la misma tropa de cobardes que nos desgobierna se autohomejea por la cobardía histórica.

Anónimo dijo...

Hay xente pa too.

Anónimo dijo...

El primer perjuro su Majestad y luego Suárez y Torcuato

Anónimo dijo...

Unos tíos cojonudos y valientes. El único perjuro fue Franco, que se levantó contra un gobierno elegido democráticamente.