martes, 16 de febrero de 2010

CAMBIO DE COLOR DE UNA CASA MARAVILLOSA

En medio de tantos y tan graves problemas como envenenan nuestros sueños a alguien le parecerá diletantismo que llame la atención, en Oviedo, sobre el cambio de color de la casa de estilo neomudéjar del Prau Picón, en la cuesta que sube al Seminario. Fue levantada por el artista Pérez Jiménez, pintor, padre de los conocidos profesores Pérez Montero.

Tolivar Faes, en su libro “Nombres y cosas de las calles de Oviedo” ya insistía en la importante singularidad del edificio que forma parte insoslayable de la fisonomía urbana

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En Prau Picón tienes tambiél valiosoTabularium sin resolver por parte de Ayuntamiento y Gobierno Regional

Anónimo dijo...

me alegro que la adecenten un poco. Es preciosa. La última vez que pasé por allí estaba en mal estado. Me parece que en ella tiene su sede una fundación cuyo nombre no recuerdo. Incluso comenté a los concejales del Grupo Municipal la posibilidad de solicitar una orden de ejecución para que la arreglasen. He estado buscando información sobre ella y, aparte del catálogo urbanístico, no he encontrado nada. No sabía que se hacía referencia a ella en el Tolivar Faes

Anónimo dijo...

Sabía de la donación que se había hecho de la casa (¿al Opus?) y que llevaba tiempo abandonada, quizá a la espera de que Gabino se atreviera a desprotegerla y derruirla.

Anónimo dijo...

Me dijeron que el Opus,en efecto,se hizo con la casa y desahució luego a la donante que anda viviendo de la caridad