jueves, 21 de enero de 2010

Discurso de Zapatero en el pleno



El discurso de Zapatero, aquí en Estrasburgo, fue muy bueno, así como el debate que siguió y, me dicen, también la rueda de prensa. Como quiera que algunos me han preguntado dónde se puede volver a ver, señalo las páginas del Parlamento Europeo:

http://www.la-moncloa.es/Presidente/Intervenciones/Discursos/prdi20100120.htm



En la fotografía despido al Presidente en presencia de mi compañero, Ricardo Cortés, de Cantabria.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya veo que no paras. Sigue así.
saludos. isolina

Anónimo dijo...

Me parece que mejora mucho el blog tus constantes inserciones en lugar de la semanal de antes

Anónimo dijo...

¿Qué tal el intenso día en el parlamento...? He seguido una parte por algún medio y me pareció una intervención bastante sensata la de Zapatero ¡¡e incluso la del PP!! Lástima no poder decir lo mismo de los representantes alemanes que hicieron una crítica a mi juicio absolutamente fuera de lugar, pero bueno, así es la política. Y por Oviedo con un alcalde ausente de los plenos y presente entre bambalinas fiel a su estilo populista, pero con un grupo socialista que a pesar de los intentos, al igual que la heroica ciudad, sestea... (es una opinión muy personal pero compartida con muchos espectadores ajenos al partido) En la asamblea del otro día, si algo noté en falta, fue el más mínimo atisbo de autocrítica por parte tanto del secretario general como de la portavoz y hombre, si tan bien se hacen las cosas, ¿por qué no acompañan los resultados...? No quiero ser crítico en exceso, pero creo que deberían de hacer un esfuerzo en el sentido de tener mucha mayor presencia extra muros, estar dónde está la gente y evitar la endogamia sociopolítica que no lleva a ningún lado; bueno sí, al fracaso electoral de n

Anónimo dijo...

Antonio: Según fuentes bien informadas creo que el año que viene tambièn te van a dar a tí El Toisón de Oro por tu defensa de la "oveja xalda" en el europarlamento. ¡Quién te verá!.

German Alvarez dijo...

Gracias Antonio!