sábado, 14 de noviembre de 2009

CON DIEGO LÓPEZ GARRIDO



Vivimos un ambiente en el que algunas gentes, abrumadas por la corrupción que tienen tan próxima, pretenden que “todos los políticos son iguales”, o cuando menos buscan en la simple “calumnia que algo queda” ataques que empañen y confundan el panorama aún más si cabe. Eso pienso que está ocurriendo con una asociación integrista que se ha permitido querellarse sin fundamento aparente contra una personalidad honesta e íntegra, que va a ser pieza esencial de la próxima Presidencia española de la U.E., Diego López Garrido.

La Fundación Alternativas a la que Diego, como Nicolás Sartorius y otros muchos progresistas, perteneció es un centro de alto prestigio social. Con su patrocinio se han realizado muchas actividades. En Oviedo les he visto difundir con gran mérito intelectual, el malogrado proyecto de Constitución Europea y, luego, el remedo del Tratado de Lisboa, que por fin ha salido adelante.

“Alternativas” y otras asociaciones cumplen un papel social y cultural imprescindible en el debate ciudadano europeo.¿A qué viene, ahora precisamente, querellarse contra el bueno de Diego, a sabiendas que desde la Secretaría de Estado se han apoyado tantas iniciativas loables y europeístas, de distintos signos, y que “Alternativas”ya no cuenta con el actual Viceministro entre sus directivos?

La erradicación de la corrupción es muy importante pero desviar la atención y el ataque a Diego López Garrido sería absurdo sino fuera malintencionado y vesánico, propio de gentes que buscan manchar la integridad moral de los que entregan su vida al servicio de sus compatriotas y de la democracia.

López Garrido es un trabajador incansable y clarividente. Nada que ver con la ralea de los Camps, Maciá Alavedra o ese siniestro Luigi de la trama catalana. Citar al Secretario de Estado y pretender perseguirlo es una auténtica vergüenza de los promotores de la querella y de los que dan amparo mediático buscando confusión. Espero, sin embargo, que no logren jamás influir en el proverbial temple de Diego pues de su rectitud ejemplar y de su serenidad de juicio no solo estamos seguros los que le conocemos sino que esperamos mucho a favor de España y de Europa.¡Y a muy corto plazo!

Mientras los promotores de la querella quedan en evidencia, permítaseme al menos no solo lamentar el ataque a persona tan íntegra sino también que utilicen el nombre de Tomás Moro para su asociación pues la doblez que manifiestan no se compadece con el talante del humanista inglés.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante. A mí también me chocó que una asociación de ultraderecha lleve el nombre de Tomás Moro.
saludos. isolina

Anónimo dijo...

Gracias, querido Antonio.Lo hare llegar a Diego sin falta. Abrazos. Carlos

Anónimo dijo...

estás a todas, compañero

Anónimo dijo...

Compañeru ¡cómo se te ve la oreya!. La presunción de inocencia ye pa toos y non solo pa los del tu bandu. Esti López Garrido yera comunista cuando tu rexionalista ya como nun sacabais ni pa pipes cambiásteisbus de bandu. Vaya un par de pates pa un bancu.

Anónimo dijo...

Al que se le ve la oreya es al anónimo anterior.y bien grande aunque escóndase, buena mezcla de sordo y orejón

Anónimo dijo...

A tenor del auto del juez, sorprende que el procedimiento sea tan abierto que con meras formalidades, sin prueba, pueda iniciarse. Dice el juez, "de ser ciertas"; pues señoría, tiene otros procedimientos (ahí está la fiscalía) para verificar si son ciertas antes de causar este daño, a la persona y en este momento a España, pues Diego López Garrido representa a España ante la Unión Europea y a mes y medio de que a España le corresponda la presidencia durante seis meses.